“Ha empezado a llover… ¿continuará?"

El pasto y las charcas aún no notan los cambios por la escasa cantidad de agua recogida

Como agua caída del cielo, y nunca mejor dicho. Así ha recibido el campo salmantino la tan deseada y apreciada lluvia que se ha hecho esperar más de lo normal y que tanta falta hace para el futuro desarrollo de los cereales y de pastos y charcas.

Pero no es suficiente, ni mucho menos “porque no ha llovido nada. Solo sabemos que ha empezado pero no si va a continuar. De momento ha caído muy poca cantidad de agua pero ya se nota porque llevábamos desde el mes de septiembre con una pertinaz sequía”, destaca el presidente provincial de Asaja y de la Cámara Agraria, Vicente de la Peña.

Así, el sector de los cereales ha sido el que más ha notado la presencia de las lluvias “porque ya se presentan de otra forma pero aún tiene que llover mucho más y que no haga mucho sol ya que el agua tiene que calar en el suelo, por lo que las nubes también vienen bien para que el terreno se mantenga húmedo”, destaca el secretario provincial y regional de COAG, Aurelio Pérez.

Según Pérez, “el cereal es el que más rápido se ha beneficiado por la presencia del agua pero si no continúa así no vale de nada porque puede estropearse en dos días. Por su parte, en lo que se refiere a los pastos y las charcas no ha valido para nada porque apenas se aprecia mejoría después de tanto tiempo sin llover”.

No obstante, los agricultores y ganaderos de la provincia miran con optimismo al cielo ya que hasta la jornada del sábado el tiempo permanecerá con mucha inestabilidad y las precipitaciones serán la nota predominante de la Semana Santa, aunque para los profesionales del sector, “lo ideal sería que estuviese así hasta el 20 de mayo”, destaca Pérez.

De momento ha empezado a llover, lo que no saben es si va a continuar así…