¿Ha acabado la acera desaparecida de la calle Especias en la Plaza Mayor?
Cyl dots mini

¿Ha acabado la acera desaparecida de la calle Especias en la Plaza Mayor?

Acera en cemento de la calle Especias.

Las losas retiradas de la céntrica calle fueron retiradas porque estaban rotas y alguna pudo acabar en la Plaza Mayor, donde se arregla el pavimento.

Desvestir  un santo para vestir a otro. Esto es lo que, según ha trascendido en comisión informativa, ha hecho el Ayuntamiento de Salamanca con la calle Especias. Se trata de una calle muy próxima a la Plaza Mayor, pasto de las meadas, con sus adoquines destartalados y que ha perdido una acera completa... pero no del todo. Al menos, y según el contenido de los órganos municipales, alguna de sus losas podría haber acabado... en la Plaza Mayor.

 

Como denunció este medio, a unos cuantos pasos de la Plaza Mayor, esta céntrica calle, dentro del perímetro de protección de la declaración de patrimonio de la humanidad, tiene una de sus aceras pavimentada... con una vulgar capa de cemento. Por motivos que se desconocen, desde hace unos meses se han estado retirando sus losas de piedra, de las que solo queda una 'muestra' en la entrada de un garaje.

 

Días después, el asunto llegaba a la comisión municipal de fomento y el grupo Ganemos preguntaba por esta situación. Ninguno de los presentes, incluidos concejales y técnicos, tenía idea alguna de lo que había ocurrido con la acera, al menos, eso dijeron. A pesar de que la comisión registraba la presencia de funcionarios municipales y del concejal de gestión urbana (que tiene entre sus responsabilidades el mantenimiento), nadie supo decir nada sobre el motivo por el que está calle está pavimentada con cemento y, más importante, sobre el destino de las losas desaparecidas.

 

Pues bien, esta semana en comisión informativa el concejal de Ganemos Gabriel Risco ha tenido respuesta a la actuación. Según los técnicos, la acera se ha levantado por completo porque estaba en mal estado y la mayor parte de sus losas estaban rotas. No se ha explicado por qué se ha decidido dejarla pavimentada en vulgar cemento. Además, ha trascendido que alguna de las losas podría haber acabado en la cercana obra de reparación del pavimento de la Plaza Mayor. Esta es una teoría que manejan algunos vecinos de la zona, que habrían visto a operarios levantar las citadas losas para llevárselas al ágora.

 

Ahora ya sabemos dónde está la acera desaparecida de la calle Especias. Sólo falta arreglarla 'como Dios manda' y evitar las meadas que la atufan... pero ese será otro asunto.

Noticias relacionadas