Guillerme Vázquez, que no desvela sus "decisiones tomadas", aboga por hacer de la "derrota" del BNG "una oportunidad"

Guillerme Vázquez, portavoz nacional del BNG
El vicepresidente de la Diputación de Lugo afirma que el BNG "siempre" defendió la unidad del nacionalismo
El vicepresidente de la Diputación de Lugo afirma que el BNG "siempre" defendió la unidad del nacionalismo

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 (EUROPA PRESS)

El portavoz nacional del BNG, Guillerme Vázquez, asegura que tiene "todas las decisiones tomadas" en lo que a él respecta, pero no ha desvelado en cuáles son. Así, pese a las diversas preguntas formuladas en rueda de prensa, insiste en que será la militancia en el Consejo Nacional de esta sábado --máximo órgano de decisión entre asambleas-- la que conocerá en primer término lo las reflexiones que tiene al respecto del BNG.

"En lo que compete a mí, las tengo decididas, las expresaré este sábado", ha señalado en rueda de prensa Guillerme Vázquez, quien aboga por hacer de la "derrota" electoral del Bloque --que le ha situado en cuarta fuerza política del Parlamento tras perder más de 120.000 votos con respecto a la anterior cita autonómica-- "una oportunidad de mejorar".

En 2011, tras las elecciones al Congreso en las que el BNG revalidó sus dos diputados, pero descendió en votos, Guillerme Vázquez anunció que ponía a disposición del Consejo Nacional su cargo. Esta decisión no se concretó y permaneció en su cargo, e incluso los críticos llegaron a decir que no a realizarse lo que Guillerme Vázquez anunció en rueda de prensa en días previos y esas mismas voces negaron que obtuviese el beneplácito para continuar al frente del Bloque porque no se había votado.

De todas formas, la situación de entonces era distinta a la actual, puesto que, tras las elecciones generales, el BNG tenía que celebrar estatutariamente una asamblea nacional para renovar los órganos de dirección y sus tesis políticas, algo que tuvo lugar apenas dos meses después de esos comicios.

No obstante, tampoco el contexto actual es igual, ya que en esta ocasión no hay voces que hayan pedido la dimisión del portavoz nacional como sí ocurría con los sectores críticos del BNG entonces, los cuales se marcharon del frente nacionalista después de la asamblea nacional de enero de este año, en la que el propio Guillerme Vázquez volvió a ser reelegido en el cargo. En ella, también fue refrendado por la militancia Francisco Jorquera como candidato a la Presidencia de la Xunta.

INFORME AL CONSEJO NACIONAL

Así las cosas, el portavoz nacional llevará al Consejo del sábado su informe político de la situación y la hoja de ruta que pasa por una "reflexión profunda", pero en la que, como ha asegurado en rueda de prensa, no se "confirma ni desmiente" que pase por una asamblea nacional del BNG, como sí lo cree el diputado electo y portavoz de la corriente Abrente, Carlos Aymerich.

Además, el dirigente nacionalista tampoco ha concretado su postura acerca de las voces como Francisco Rodríguez --exsecretario general de al UPG-- o el propio Aymerich que abogan por la reunificación del nacionalismo y de hacer del BNG una casa "acogedora" para volver a atraer gente a ella.

"Lo que tenga que expresar lo haré al Consejo Nacional por deferencia", ha aseverado Guillerme Vázquez, quien sobre las voces que proponen una unificación del nacionalismo se ha limitado a contestar que "todo" le parece "estupendo".

"CON PERFIL PROPIO"

Sin embargo, no ha querido precisar y ha insistido en qué existe una "hoja de ruta que pasa por ver dónde hay que mejorar" y "cómo se puede transformar una derrota en una oportunidad". "Tengo mi opinión, pero las decisiones que tenemos que tomar las haremos nosotros desde nosotros mismos, y no que nos tracen nuestra hoja de ruta más que nosotros", ha sentenciado.

El portavoz nacional del Bloque ha incidido en que la formación nacionalista tiene su "perfil propio" y buscará "resolver la situación" en la que se encuentra buscando un "mayor apoyo social". "Pero lo hará el propio BNG, colectiva y democráticamente", ha incidido Guillerme Vázquez, quien marca el Consejo Nacional del sábado como "pistoletazo de salida de por dónde va a trabajar en el futuro".

SIEMPRE DEFENDIÓ LA UNIDAD

Por su parte, el vicepresidente de la Diputación de Lugo, el nacionalista Antonio Veiga, ha afirmado que el BNG "siempre" defendió la unidad del nacionalismo, y ha asegurado que es una propuesta "está encima de la mesa" para ser revisada a través de los distintos procesos internos que encaran en el BNG.

El dirigente nacionalista sostiene que el periodo de reflexión que se abre, ante los malos resultados, ha de estar presidido por "la calma y la serenidad".

Veiga ha reconocido que los resultados electorales "fueron malos para el BNG", y también considera que "son malos para el país porque es el PP el que tiene la mayoría absoluta para aplicar las políticas antisociales que venía ya aplicando".

"En el BNG hay que hacer un proceso de reflexión. Ya se abrió el debate, ya se convocaron consejos comarcales, el sábado se reúne el Consejo Nacional y también habrá asambleas (comarcales), y ahí habrá que ver donde erramos en la comunicación con la gente y con el electorado", ha solventado.