¿Guerra por los lazos amarillos?

El humor de Álvaro