Guerra de mociones por la educación: colegio público obligatorio como primera opción o libertad de elección
Cyl dots mini

Guerra de mociones por la educación: colegio público obligatorio como primera opción o libertad de elección

Archivo

Virginia Carrera propone en una moción que sea obligatorio solicitar un colegio público en primer lugar. Su moción se contrapone a la que presenta el PP en defensa de la libertad de elección.

El pleno del Ayuntamiento de Salamanca va a registrar una 'guerra de mociones' este viernes en su sesión ordinaria y adelantada correspondiente a diciembre. Por un lado, una moción del Grupo Mixto, defendida por Virginia Carrera, y por otro una moción del PP con visiones contrapuestas al hilo de la reciente polémica por las declaraciones de la ministra en funciones de Educación sobre si elegir la escolarización en la escuela concertada es o no un derecho fundamental.

 

La última en conocerse ha sido esta mañana la de Carrera, que la ha enunciado como una moción en defensa de la educación pública. En ella desgrana diez puntos que incluyen medidas sobre la promoción de la escuela pública sobre la concertada que supondrían cambios tanto urbanísticos como legales en el proceso de elección de centro. Entre las medias, propone no ceder suelo público, aumentar las plazas de escuela pública con la apertura de nuevos centros, dar prioridad a las escuelas públicas, revisar conciertos educativos...

 

La propuesta más llamativa es, no obsante, la que insta a la Junta y al ministerio de Educación a cambiar la normativa para que sea obligatorio elegir en primera opción de matrícula al menos un centro público. Eso supone que no se podría poner en esta primera opción uno concertado como sí ocurre ahora. "La libertad de decisión existe pero ahora mismo la normativa implica favorecer a la concertada, tal y como está hecha la regulación", ha dicho Carrera.

 

El PP, por contra, ha registrado una moción en defensa de la libertad educativa recogida por la Constitución", en réplica a las recientes manifestaciones de la ministra de educación en las que cuestionó la educación que pueden elegir los padres a sus hijos. Es una moción que ha movido en otras instituciones y que es respuesta a las declaraciones de hace unos días de la ministra Isabel Celáa cuando negó ante 2.000 profesores de colegios católicos que la enseñanza religiosa sea un derecho.

Noticias relacionadas