Cyl dots mini

Grado en Lenguas, Literaturas y Culturas Románicas de la USAL: 95% de éxito en la mejor Facultad de Filología de España

(Foto: Arai Santana)

El grado permite estudiar tres lenguas románicas de la Unión Europea como son francés, italiano y portugués, junto con el español y dos cursos de latín.

Un grado único y singular que permite estudiar en una única titulación múltiples idiomas, sus literaturas y sus culturas como francés, italiano, portugués, a lo que se suman otras lenguas como latín, rumano, catalán o gallego. Así es el Grado en Lenguas, Literaturas y Culturas Románicas en la Universidad de Salamanca, un título que registra un 95% de tasa de éxito en la mejor Facultad de Filología de España y que abre la puerta a poder comunicarse con más de mil millones de personas.

 

Un proyecto ambicioso y con un excelente programa formativo que dirige y coordina el profesor Juan Miguel Valero Moreno y que comenzó a impartirse en la USAL en el curso 2011-2012 como heredero del grado y de la licenciatura en Filología Románica. Desde entoces, es un grado en el que "prima la calidad sobre la cantidad", según explica su máximo dirigente. Y es que su número de alumnos, 80 el pasado año entre los cuatro cursos, "permite una atención muy cuidada a los estudiantes".

 

Además, es un grado que cuenta con un buen número de estudiantes extranjeros, lo que aporta un valor añadido a la titulación. "El porcentaje de alumnos de otros países varía cada año, con las nuevas matrículas, pero podría situarse en torno al 25% de media. Esta es una de las grandes riquezas del Grado. Es indicio de su prestigio, pero, sobre todo, permite a los estudiantes mantener relaciones profundas con compañeros de otras nacionalidades durante toda la carrera. Sus orígenes son muy diversos: desde Rusia, Noruega, Letonia, Eslovaquia, Bulgaria, Rumanía, Alemania, Italia, Francia, Reino Unido o Portugal, a Estados Unidos, México, Brasil, Colombia, Perú, Argentina o, naturalmente, Japón y China. Estos estudiantes propios del Grado se suman a los estudiantes Erasmus que escogen también nuestras asignaturas", apunta el profesor Valero Moreno.

 

Por cuestiones como esta, el Grado "goza de gran reconocimiento y ofrece a los estudiantes un itinerario original y muy interesante" Y es que "en otros tiempos la Filología Románica fue la madre de todas las filologías romances, como la hispánica, por ejemplo, que es la más conocida hoy. Luego fue una disciplina de prestigio en algunas de las universidades españolas más significativas. Además de la Universidad de Salamanca, se impartía en la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad de Barcelona, la Universidad de Alcalá, la Universidad de Santiago de Compostela, la Universidad de Oviedo o la Universidad de Granada, por ejemplo. Hoy en día la Filología Románica solo se imparte en la Universidad de Barcelona y en la Universidad de Salamanca".

 

Durante sus estudios, los alumnos de este grado podrán participar en una "importante serie de actividades prácticas y extracurriculares con institutos de investigación propios y externos, fundaciones, bibliotecas o editoriales", a pesar de que "las prácticas en empresas no son habituales, por desgracia, en las carreras de Humanidades", explica el coordinador.

 

Sin embargo, este título sí que abre un mundo de posibilidades a sus estudiantes en cuanto a posgrados se refiere, ya que "un graduado en Románicas puede optar a cualquiera de los posgrados en Humanidades entre los que se ofertan en la Universidad de Salamanca. Para quienes optan por la investigación en los temas más tradicionales de la romanística, y en humanidades digitales, el Grado tiene una relación privilegiada con el Instituto de Estudios Medievales y Renacentistas y Humanidades Digitales y con su máster en Patrimonio Textual y Humanidades Digitales. Por supuesto, también con los posgrados de la Facultad de Filología".

 

Una gran variedad de opciones que también se refleja en las salidas profesionales de la titulación, puesto que "la amplia formación lingüística del Grado, junto a los conocimientos culturales que la acompañan, proporciona a nuestros estudiantes una gran versatilidad que ha sido excelentemente valorada tanto en concursos y oposiciones como por empresas de todo tipo. Los campos profesionales más habituales, pero no los únicos, para nuestros futuros graduados, son la enseñanza, la traducción, la planificación y asesoramiento lingüístico, la mediación lingüística e intercultural, la industria editorial, la gestión y asesoramiento lingüístico y literario en medios de comunicación, las administraciones públicas, la gestión cultural y turística, la asesoría y documentación en archivos y bibliotecas o la gestión de recursos humanos, entre otros".

 

Y es que este es un grado único, atractivo e innovador que ofrece a sus estudiantes ventajas frente a otros estudios similares. "Propone el estudio conjunto y comparado de tres lenguas románicas de la Unión Europea: francés, italiano y portugués, junto con el español y dos cursos de latín. Ofrece también itinerarios en rumano, catalán y gallego. El dominio que se alcanza de las lenguas obligatorias es de usuario independiente en comunicación, lectura, escritura y comprensión, lo que abre numerosas perspectivas a nuestros graduados. Dispone de un magnífico catálogo de convenios Erasmus y con otras universidades nacionales, donde el estudiante podrá vivir nuevas experiencias y conocer otros modelos. La atención a los alumnos es muy cercana y personal, y las relaciones que se establecen entre ellos, auténticas y duraderas, al encontrarse en un entorno no masificado", concluye Juan Miguel Valero.

 

Todo un mundo de posibilidades que los amantes de los idiomas no pueden dejar escapar para recibir una formación completa capaz de abrir las puertas a la comunicación con millones de hablantes.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: