Gorra blanca, pantalón corto y tres personas esperándole... Así ha salido Santi Potros de la cárcel de Topas

Santi Potros, con gorra blanca, a su salida de la cárcel salmantina de Topas

El histórico dirigente de ETA Santiago Arrospide Sarasola, conocido como Santi Potros, ha salido este domingo de la prisión de Topas tras pasar 31 años en la cárcel de los 3.000 a los que estaba condenado. 

Potros fue condenado a penas que sumaban casi 3.000 años de cárcel por numerosos atentados, como el de la plaza de la República Dominicana de Madrid en 1986, en el que fallecieron 12 personas, y el de Hipercor en 1987, en el que murieron 21 personas.
 


 


El etarra ha abandonado la prisión poco después de las 8 de la mañana vestido con ropa deportiva y una gorra blanca. A su salida le esperaban tres personas, dos hombres y una mujer a la que ha dado un beso al encontrarse con ella. Sin hacer declaraciones se ha subido a un vehículo y ha abandonado el recinto penitenciario.


Santi Potros, con gorra blanca, a su salida de la cárcel salmantina de TopasSanti Potros, con gorra blanca, a su salida de la cárcel salmantina de Topas

 

Santi Potros, de 70 años y natural de Lasarte (Guipúzcoa), fue detenido en 1987 en Francia y ha permanecido 13 años en centros penitenciarios galos y otros 18 en cárceles españolas, después de ser extraditado en diciembre del año 2000.

 

El exjefe del aparato militar de ETA fue el inductor del atentado de Hipercor de 1987 --el más sangriento de la historia de ETA con 21 muertos y 45 heridos, por el que fue condenado a 790 años de cárcel--, y el de la plaza República Dominicana de Madrid --cometido el 14 de julio de 1986, en el que fallecieron 12 agentes de la Guardia Civil y hubo 32 heridos, y que le supuso una pena de 1.920 años de prisión--.

 

Arrospide pasó a formar parte de la banda en 1968, para ingresar en 1976 en los comandos Bereziak (especiales) de ETA político-militar. Se benefició de la amnistía general de 1977. Desde 1981 hasta 1985 se hizo cargo de los comandos ilegales de ETA.

 

Cuando estuvo en prisión, 'Santi Potros' se fue alejando de la ortodoxia de la banda y expresó sus discrepancias ante el atentado en la T-4 del aeropuerto de Barajas en 2006, que supuso en fin del alto el fuego decretado por ETA.

 

DETENCIÓN EN FRANCIA

 

Fue detenido en la localidad francesa de Anglet el 30 de septiembre de 1987, en posesión de gran cantidad de armas y explosivos, además de documentación que propició la detención de numerosas personas relacionadas con ETA.

 

El Tribunal Correccional de París le condenó por asociación de malhechores y tenencia ilícita de armas. Fue extraditado a España el 21 de diciembre de 2000, sumando a partir de entonces 11 condenas que ascendían a casi 3.000 años de prisión.

 

El 7 de marzo de 2006, la Audiencia Nacional acordó acumular sus once condenas en una, y fijó en 30 años el cumplimiento máximo de privación de libertad, estableciendo su fecha de excarcelación en 2030, que se vio reducida después a 2025 con la anulación de la 'doctrina Parot'. Una decisión marco de la UE de 2008 sobre el cómputo de penas en países europeos provocó que se le restarán años de condena, de forma que fue excarcelado el 4 de diciembre de 2014.

 

Solo estuvo 45 días en libertad, ya que fue condenado por otros dos atentados perpetrados en Madrid y Barcelona, y volvió a ingresar en prisión. Antes de ser trasladado a la cárcel de salmantina de Topas, estuvo en centros penitenciarios de Andalucía y de Zaragoza.

 

POTROS SE CASÓ EN TOPAS CON LA MUJER QUE LE ESPERABA A LA SALIDA

 

El 8 de octubre de 2016, Santi Potros se casó con la mujer que hoy le ha ido a buscar a las puertas de la prisión de Topas, en la que estaba desde el mes de junio anterior. Santiago Arróspide Sarasola y María Teresa Yolande Toyos contrajeron matrimonio. La ceremonia fue por la vía civil y fue oficiada por la alcaldesa de Topas, la socialista Julia Rivas.

 

Durante su estancia en Topas, Potros  consiguió una autorización de la dirección de la cárcel para acceder al sistema de progresiva reducción de la pena, desarrollando labores de limpieza en el comedor de la cárcel.