Goles son razones... para creer en el CD Guijuelo

(Foto: De la Peña)
Ver album

El CD Guijuelo derrota con claridad al Caudal Deportivo (4-1), después de un festival de puntería, en el que los de Jordi Fabregat volvieron a demostrar que su verdadero potencial es éste y no el de un pasado para olvidar y aprender.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CD GUIJUELO: Kike Royo; Raúl Ruiz, Jonathan (c), Ayala (m. 60 Álvaro), Aspas; Carles Marc, Luque, Jonxa, Carmona (m. 70 Granell); Dimas y Antonio Pino.

 

CAUDAL DEPORTIVO: Chechu; Pelayo, Noel, Colo (m. 60 Armando), Cristian; Óscar, Jaime, David (m. 52 Ernesto), Javi; Quero (m. 52 Iván) y Xavi.

 

GOLES: 1 - 0 minuto 27, Manu Dimas. 2 - 0 minuto 45, Luque. 3 - 0 minuto 47, Jonathan Martín. 3 - 1 minuto 88, Javi. 4 -1 minuto 92, Juliá.

 

ÁRBITRO: Francisco Saez Vital (colegio andaluz). Amonestó a Ayala (m. 25), Jonxa (m. 55), Álvaro (m. 86) y Jonathan Martín (m. 88) por parte del CD Guijuelo y a Óscar (m. 37) y Cristian (m. 47) por parte del Caudal Deportivo.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 33 del Grupo I de Segunda B que ha enfrentado en El Municipal a CD Guijuelo y Caudal Deportivo de Mieres.

El CD Guijuelo volvió a masacrar a su rival a base de goles y puntería. En esta ocasión, la víctima fue el Caudal Deportivo de Iván Ania, al que el equipo salmantino ha metido en problemas y al que ha igualado en puntuación, para demostrar que este equipo va a seguir en Segunda B un año más, y que los errores del pasado no se pueden volver a repetir y sí deben valer para aprender. 

 

Y es que, los de Jordi Fabregat hicieron sus tres tantos en tres tiros a puerta, con una efectividad que ni los mejores 'francotiradores' pueden presumir de ella. Dimas, Luque y Jonathan (Juliá hizo el cuarto en el 92) dejaron sin opciones al Caudal en un partido en el que al Guijuelo le costó crear fútbol, pero cuando lo hizo demostró que, con confianza y con acierto (además de contar con Antonio Pino), este equipo puede (y podría) haber hecho cosas muy importantes. 

 

Pero la realidad es la que es, y el objetivo prioritario es salvar la categoría, algo que hace poco más de un mes parecía imposible y que ahora es una realidad más que palpable. Ya saben, goles son razones... y 13 puntos de 15 posibles.

 

Para este nuevo y trascendental partido, Jordi Fabregat volvió a confiar en los 'guerreros' de siempre, que tan buen resultado le habían dado, con la inclusión del hombre gol del Guijuelo, Antonio Pino, quien forzó para no perderse esta cita tan importante. Aspas siguió en el once en detrimento de Ángel Sánchez y Ayala entró en el eje de la zaga junto a Jonathan para contrarrestar el juego a balón parado de los de Iván Ania.

 

Así las cosas, el choque comenzó con un Caudal que salió a morder y que pudo adelantarse en el marcador con dos ocasiones seguidas en las dos primeras acciones del partido. La primera, una rápida combinación que acabó con un centro al segundo palo que Quero cruzó demasiado ante Kike Royo para salvación de los salmantinos. La segunda, tras un córner, Ayala salvó en el segundo palo un remate cantado de Colo. Y es que, el CD Guijuelo debía tener la paciencia necesaria para sacudirse el dominio inicial de los de Iván Ania.

 

Pero, con el paso de los minutos y las arengas de Carles Marc, el CD Guijuelo fue, poco a poco, encontrando su sitio en el partido ante un Caudal que quería jugar y tener el balón, y de hecho lo tenía en su poder más tiempo que los de Fabregat. El Guijuelo, cada vez que podía, intentaba mover el balón con criterio, buscando a Jonxa y Raúl por el costado derecho y a Pino en la punta de ataque. Pero costaba...

 

Hasta que, cosas del fútbol, el Guijuelo, que ha recuperado todo lo que le ha faltado en esta temporada en forma de fortuna, por qué no, oportunismo y gol, hizo el primero, obra de Manu Dimas, también en estado de gracia. El delantero cazó el balón en la frontal del área y de disparo cruzado batió a Chechu por la escuadra, haciendo inútil su estirada y dando ventaja a un Guijuelo que no estaba siendo superior, pero sí más efectivo, acertando en el primer remate entre los 3 palos. Casi igual que tiempo atrás.

 

No en vano, si algo había que destacar también era el juego que estaba ejecutando el equipo sin balón, muy efectivo y con una presión adecuada en el momento en el que debía hacerlo. Y, por si fuera poco, un nuevo chispazo del CD Guijuelo, fruto del trabajo que no se ve de Antonio Pino, iba a dar lugar al segundo gol que iba a dar carpetazo al partido en el minuto 45. El andaluz peleó una pelota tras rechace de Chechu, cayó a banda y, tras una diagonal al medio, le puso un balón de oro a Luque dentro del área que éste remató con el alma para hacer el segundo y reventar El Municipal. Dos de dos para el Guijuelo, que valían tres puntos con sabor a gloria.

 

(Fotos: De la Peña)

 

SALIDA Y... GOL DE CAPITÁN

 

En la reanudación, el CD Guijuelo no iba a dar lugar a la especulación e iba a cortar por la tangente y evitar así sorpresas inesperadas. Tras una falta lateral, Cristian derribó a Jonathan Martín quien se disponía a rematar solo, señalando la pena máxima el colegiado. En el 47, el capitán cogió el balón, erró su lanzamiento, pero en el posterior rechace y con suma tranquilidad hizo el tercero del Guijuelo, su séptimo gol esta temporada, para cerrar la victoria y, de paso, lanzar un mensaje a los que en club no se enteran de que renovar al '5' del equipo es una prioridad por rendimiento, más allá de cuestiones extradeportivas. Es bueno que cada partido dé fe de ello... 

 

 

En el 58, Antonio Pino iba a dejar de nuevo claro por qué es uno de los mejores delanteros de la categoría, después de una arrancada de las suyas, que terminó en el área, para marear a sus rivales y después de varios quiebros, no poder rematar la faena. Fue su última jugada en el partido, ya que en el 59 fus suplido por Juliá, para reservar al andaluz, con molestias toda la semana, para futuras guerras. 

 

A partir de ahí, y con el partido ya visto para sentencia, éste sirvió para que Juliá, Álvaro y Adriá tuviesen más minutos, y para ver la parada del día de Kike Royo, que voló a media altura para mandar a córner un buen disparo de Ernesto, para demostrar que también está cuando le necesitan, en un choque en el que atrapó todos los balones aéreos. (El Caudal hizo el 3-1 tras un golazo de falta en el 88, desde la frontal). Juliá, en el 92 remachó a gol, solo un gran pase de Jonxa, para hacer el 4-1 y seguir llevando la fiesta a la grada.

 

Con esta victoria, los de Fabregat dan un gran salto en la tabla, ven el descenso un poco más lejos y meten a su rival de hoy, el Caudal Deportivo, en la pomada y en problemas. Desde luego, goles son razones para demostrar que este equipo merece estar un año más en Segunda B. ¡Qué pena lo pasado..., qué pena!

 

Noticias relacionadas