Gesto de cortesía del PSOE con el alcalde ingresado: retirará a dos de sus concejales para no desvirtuar el pleno de presupuestos
Cyl dots mini

Gesto de cortesía del PSOE con el alcalde ingresado: retirará a dos de sus concejales para no desvirtuar el pleno de presupuestos

La ausencia del alcalde y un concejal del PP por enfermedad dejaba el equipo de Gobierno en una minoría excepcional: el PSOE permitirá que los presupuestos sigan adelante pese a no ser favorable.

El PSOE de Salamanca ha optado por un gesto de gran cortesía parlamentaria en un momento clave en el Ayuntamiento de Salamanca y dos de sus concejales se saldrán del próximo pleno para no desvirtuar el resultado de la crucial votación para sacar los presupuetos adelante. Lo hacen en una situación grave, con el alcalde y un concejal del PP en el Hospital Clínico enfermos de Covid, lo que variaba por completo el equilibrio de fuerzas, dejando al equipo de Gobierno en una minoría circunstancial. Un gesto que permitirá que se aprueben a tiempo unas cuentas necesarias para la reconstrucción de la ciudad a pesar de que el grupo municipal socialista no está conforme con ellas.

 

El gesto del grupo socialista es la solución al problema generado con la ausencia del alcalde, Carlos García Carbayo, y el concejal de Deportes, Javier García Rubio. Ambos están ingresados en el Hospital tras haber dado positivo por coronavirus y sufren síntomas. Por este motivo, es más que probable que se ausenten del pleno del próximo día 5 de febrero, en el que se tenían que aprobar los presupuestos de 2021.

 

Con dos votos menos y el paso del exconcejal de Ciudadanos Ricardo Ortiz al grupo de no adscritos, el equipo de Gobierno no tenía mayoría asegurada. De hecho, la marcha de Ortiz dejaba al bipartido PP/Cs con sólo un voto de margen, suficiente en condiciones normales, pero no con la ausencia del alcalde y el concejal de Deportes. Aplazar el pleno o hacerlo extraordinario unos días más adelante eran una opción; más complejo convencer al PSOE o a las dos concejales de IU y Podemos de abstenerse, más cuando han manifestado su intención de no apoyar las cuentas.

 

Al final, la solución ha sido aplicar el 'fair play' democrático. En otros parlamentos, caso de las Cortes, es habitual que, si hay ausencias, se equilibren las fuerzas retirando procuradores o concejales en el momento de las votaciones para no desvirtuarlas. Es lo que se va a hacer y dos concejales socialistas se saldrán del pleno en el momento de votar los presupuestos.

 

El portavoz del PSOE, José Luis Mateos, ha explicado que no había más opciones y que "hay que ser honestos y creo que teníamos que hacerlo" porque se niega a "aprovechar la ausencia por motivos de salud de dos miembros de la Corporación para modificar las mayorías existentes, que son reflejo de la decisión de la ciudadanía salmantina en las urnas".

 

Así mismo, la formación socialista ha reseñado que la opción de retrasar el pleno de aprobación de presupuestos "podría tener efectos perjudiciales para la ciudadanía y el normal funcionamiento del Ayuntamiento de Salamanca y, por tanto, no van a solicitar un aplazamiento de la fecha prevista para su celebración".