Gestionando noticias de Europa Press

Emilio Botín
El banco asegura que cerrará el año con la totalidad de los saneamientos por el 'ladrillo' cubiertos
El banco asegura que cerrará el año con la totalidad de los saneamientos por el 'ladrillo' cubiertos

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El Banco Santander obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.804 millones de euros en los nueve primeros meses del año, cifra un 66% inferior a la del mismo periodo de 2011, tras destinar 3.475 millones netos a provisiones para la cobertura de los riesgos con el sector inmobiliario en España y cubrir así el 90% de la normativa del Gobierno sobre el 'ladrillo'.

El presidente de Banco Santander, Emilio Botín, ha destacado que "la capacidad de generación de resultados permite a la entidad hacer un fuerte saneamiento inmobiliario en España en 2012 y aumentar notablemente la cobertura de morosos".

Entre enero y septiembre, el beneficio ordinario asciende 4.250 millones, al que se suman 1.029 millones de plusvalías obtenidos, principalmente con la venta de la unidad de Colombia y con el reaseguro de la cartera de seguros de vida de España y Portugal.

Por tanto, el beneficio del período habría sido de 5.279 millones de euros, pero tras destinar 3.475 millones netos a provisiones para la cobertura de los riesgos con el sector inmobiliario en España, queda reducido a 1.804 millones

Por su parte, el beneficio antes de provisiones (margen neto) se sitúa en 18.184 millones de euros, lo que supone un incremento del 3%, según ha informado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Dicho beneficio antes de provisiones muestra, según el banco, la capacidad de generación de resultados y de asumir provisiones cuando la coyuntura las demanda. De este importe, 9.533 millones (+30%) se han destinado a provisiones para insolvencias, mientras que otros 5.010 millones brutos (3.475 millones netos) se han destinado a dotar el riesgo inmobiliario en España.

En concreto, la exposición del grupo al sector inmobiliario en España era a cierre de 2008 de 42.500 millones, 37.700 millones de créditos y 4.800 millones de inmuebles. Desde entonces, el importe se ha visto reducido en 16.000 millones, hasta 26.500 millones, de los que 18.200 millones son créditos y 8.300 millones, inmuebles, cuyo stock continúa reduciéndose por segundo trimestre consecutivo, según destaca la entidad.

CERRARA EL AÑO CON EL 100% DEL RIESGO CUBIERTO.

En cuanto a las provisiones para este sector, el banco realizó provisiones por importe de 1.800 millones de euros con cargo a las cuentas de 2011 y en el segundo y tercer trimestre de este año ha incrementado estas dotaciones en otros 5.010 millones de euros. Por tanto, Santander tiene a cierre de septiembre cubiertos el 90% de los saneamientos que exige la nueva normativa y cerrará el año habiendo dotado la totalidad.

La tasa de morosidad del grupo se sitúa en el 4,33%, lo que supone un aumento de 0,47 puntos con respecto a un año antes y 0,22 en el trimestre. En España, la morosidad se sitúa en un 6,38%, con un aumento de 0,89 puntos en el año, afectada por la caída del crédito, al tiempo que la cobertura de mora sube 20 puntos, hasta el 65%.

En todos los mercados la tasa de mora está por debajo de la media del sector, especialmente en España, donde el conjunto de entidades presenta una morosidad de más de cuatro puntos superior al negocio del grupo en el país.

Asimismo, el grupo cántabro supera desde comienzos de año el requisito de core capital del 9% que la EBA exigía para cierre de junio de este año. Bajo los criterios internacionales que marca Basilea II, el 'core capital' de Santander alcanza el 10,4%, frente al 10,0% que tenía a cierre de 2011.

A finales de septiembre se produjo la colocación del 24,9% de la filial de México, una operación que la entidad considera un éxito dado que la demanda de acciones superó en casi cinco veces a la oferta. El importe de la operación ha ascendido a 3.200 millones de euros, que han mejorado el ratio core capital del grupo en medio punto porcentual.

La entidad ha destacado que la diversificación sigue siendo clave para entender la resistencia de los resultados en un entorno tan complejo en Europa, donde desarrolla una parte muy importante de su actividad.

Así, Latinoamérica aporta el 50% del beneficio (Brasil suma el 26%; México, el 13%, y Chile, el 5%); Europa continental añade el 28% (España agrega un 16%; Polonia, un 5%, y Alemania, un 4%); Reino Unido, el 13%, y Estados Unidos, el 9%.

CAE EL CREDITO EN ESPAÑA.

El Santander ha explicado que el crédito crece en las unidades que operan en mercados emergentes, Latinoamérica y Polonia, mientras que cae en las economías que están en fuertes procesos de desapalancamiento, como España y Portugal. En cambio, en estos últimos países están creciendo más los depósitos.

De esta forma, el conjunto de créditos del Grupo asciende a 754.000 millones de euros y representa un 117% de los depósitos (642.600 millones). Antes de la crisis, en diciembre de 2008, esa relación era del 150%. En España, la relación créditos depósitos es del 108%, con 199.000 millones en créditos netos y 185.000 millones en depósitos. Dicha ratio era del 178% al cierre de 2008.

Adicionalmente, Banco Santander sigue contando con acceso a los mercados mayoristas de financiación y ha colocado en el mercado 35.000 millones entre emisiones y titulizaciones.