Gasto de 300.000 euros para una nueva cámara de frío en el vacío pabellón de pescado de MercaSalamanca
Tribuna mini Saltar publicidad
Tribuna800x800 file
Cyl dots mini

Gasto de 300.000 euros para una nueva cámara de frío en el vacío pabellón de pescado de MercaSalamanca

El Ayuntamiento destina más fondos al mercado mayorista que arrastra una deuda de 21 millones de euros y constantes pérdidas anuales.

Las modificaciones de última hora en partidas municipales e inversiones han provocado un debate en el pleno sobre una cuestión concreta, la compra de un nuevo equipo de frío para el complejo de MercaSalamanca. Se invertirán 300.00 euros para una cámara de congelado en el pabellón de pescado del mercado mayorista. El portavoz del PP ha dicho que hay mucha demanda de mercados con sistema de frío, y que las nuevas instalaciones ya tienen una empresa comprometida a instalarse.

 

Sin embargo, los grupos Ganemos y PSOE le han replicado con el fracaso de la gestión de MercaSalamanca. Gabriel Risco ha recordado que "el pabellón de pescado de MercaSalamanca que se programó en su día está vacío, ha sido un fracaso", por lo que no entiende que se haga una inversión así. Risco ha puesto de manifiesto que las empresas del sector dieron la espalda al mercado mayorista por los altos costes de instalarse, y que por eso el pabellón no tiene uso.

 

El portavoz del PSOE, José Luis Mateos, ha criticado que la "estaticidad" del equipo de Gobierno obliga a cambiar inversiones en el mes de noviembre por la incapacidad de ejecutar las inversiones previstas a comienzos de ejercicio. Con respecto a MercaSalamanca, el portavoz socialista ha criticado que tendría que evaluarse la eficacia de una inversión que se hizo ya hace diez años, ya que a día de hoy sus cuentas están lastradas por la "intención de hacer un 'pelotazo' con los terrenos" y que a día de hoy "tengamos que seguir echando agua a un cubo con agujeros". "Estos son remiendos a lo que ustedes no han sabido hacer con planificación, previsición y eficacia", ha lamentado.

 

El equipo de Gobierno ha defendido la decisión de mudarse en su día a las nuevas instalaciones, a pesar de que los viejos terrenos en el centro de Salamanca no se han vendido y la sociedad MercaSalamanca carga a día de hoy con más de 21 millones de euros de deuda que sólo baja con las aportaciones municipales, que son las que sustentan una sociedad que pierde dinero casi todos los ejercicios (en 2017, casi 300.000 euros de pérdidas) y cuya viabilidad está en duda según los reiterados informes anuales de la intervención municipal.