García Sierra y el director de área de Fomento se verán en el juzgado por los contratos irregulares

Carlos García Sierra, junto a Javier Iglesias, en rueda de prensa. Foto: NSZ

El director del área de Fomento, el vicepresidente de la Diputación y varios funcionarios han sido citados a declarar a partir del 3 de febrero por la denuncia de los contratos irregulares. Sus testimonios, clave para empezar a aclarar las responsabilidades de Borrego y García Sierra.

Los dos actores principales de la presunta trama de adjudicación irregular de contratos en la Diputación se verán las caras en los juzgados dentro de unos días ya como parte del proceso que tratará de esclarecer este presunto caso de corrupción, un entramado de adjudicaciones sospechosas a empresas de construcción por al menos 12 millones de euros.

 

Según ha podido confirmar TRIBUNA, el que fuera director del área de Fomento, Manuel Borrego, ha sido citado como imputado por el juzgado de instrucción. Su citación ha llegado solo unos días después de que la fiscalía decidiera enviar a los juzgados el caso al encontrar indicios de posibles irregularidades en la contratación. Esto se supo el pasado martes, día 13 de enero, cuando la fiscalía anunció a las partes implicadas que remitía el caso al juzgado porque había decidido denunciar el caso puesto en conocimiento en su día a través de un informe de la propia Diputación, y después en sendas denuncias de Confaes y Cámara de Comercio. Borrego está citado a declarar, en principio, el día 3 de febrero, en calidad de imputado por un presunto delito de cohecho.

 

El otro gran protagonista del caso, Carlos García Sierra, también ha visto como en unos pocos días el caso, que el propio presidente de la Diputación, Javier Iglesias, llevó a la fiscalía con la esperanza de que no fuera a mayores, se ha complicado enormemente para él. El vicepresidente de la Diputación es también el diputado de Fomento, y lo ha sido durante todo el período sobre el que hay sospechas de contratación irregular, de 2007 hasta 2012. Su citación ha causado cierta inquietud en la Diputación según ha podido saber este medio. De momento, está citado como testigo. Junto a él también están citados, igualmente en calidad de testigos, dos funcionarios de la Diputación de las áreas de contratación y fomento. Las declaraciones de todos ellos estarían previstas para los días 3 y 4 de febrero.

 

Las declaraciones de los cuatro citados forman parte de las diligencias que ha abierto el juzgado de instrucción número uno por denuncia de la fiscalía y que tratarán de esclarecer no solo la dimensión de la trama de contrataciones irregulares de obras en la Diputación de Salamanca, que según el PSOE va mucho más allá del ramillete de contratos y los 12 millones de euros que dice el equipo de Gobierno de Javier Iglesias; sino también el papel de Manuel Borrego y de su superior político, Carlos García Sierra. No hay que olvidar que, entre sus argumentos, el vicepresidente de la Diputación dijo haber iniciado la investigación hace poco más de un año al percatarse de que unas pocas empresas acumulaban muchos de los contratos; un detalle del que tardó en darse cuenta más de cinco años desde su entrada en la Diputación para hacerse cargo precisamente de Fomento.

Noticias relacionadas