García Carbayo, el político mejor pagado del Ayuntamiento de Salamanca
Cyl dots mini

García Carbayo, el político mejor pagado del Ayuntamiento de Salamanca

El teniente de alcalde Carlos García Carbayo.

El nuevo alcalde ya fue el año pasado el concejal mejor pagado ya que ejerce en dedicación exclusiva. Los concejales cobraron entre 63.216 y 5.200 euros por su trabajo.

El nuevo alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, ha terminado 2018 como el político mejor pagado del Ayuntamiento de Salamanca un año más, y a pesar de que ocupa el puesto desde hace sólo unas semanas. Una situación idéntica a la del año pasado, y en la que iguala con el mismo concejal que el año pasado como los dos mejor pagados, su compañero Fernando Rodríguez.

 

Ambos concejales del PP ocupan el primer escalón de las retribuciones de la corporación durante 2018, que el Ayuntamiento ha dado a conocer este día 25 de enero. Carlos García Carbayo y Fernando Rodríguez percibieron 66.084,68 euros de las arcas municipales por su desempeño, los sueldos más altos. El sueldo de ambos fue inferior en 2017 (65.027 euros).

 

En el siguiente escalón está el exalcalde. Alfonso Fernández Mañueco cobró 63.216,88 euros durante 2018 como alcalde, a los que suma las retribuciones de las Cortes de Castilla y León.

 

El siguiente nivel lo ocupan los concejales que cobran por dedicación exclusiva total, es decir, a los que el Ayuntamiento abona sueldos y cotizaciones por jornada completa. Son Enrique Sánchez-Guijo, Julio López Revuelta, Cristina Klimowitz (PP) y Alejandro González Bueno (Cs).

 

Después aparecen los concejales que están en régimen de dedicación, pero parcial (media dedicación), que cobran diferentes cantidades. Por orden de mayor a menor están Daniel Llanos (PP) con 26.785 euros, Arturo Santos (PSOE) con 22.317,70 euros (la diferencia se explica porque no ha estado todo el año en ese régimen) y con 22.001,06 euros empatan Fernando Vegas, Isabel Campo (PSOE) y Fernando Castaño (Cs).

 

El siguiente nivel lo ocupan los concejales que cobran por asistencia a plenos y comisiones. De ellos los que más cobran son el portavoz del PSOE, José Luis Mateos, que percibió 19.806,70 euros por asistencias ya que renunció a tener dedicación exclusiva; y Javier García Rubio (PP) con 19.211,70 euros como uno de los concejales con más delegaciones. Les siguen Almudena Parres (PP) con 18.735 euros, Carmen Bellota (PP) con 18.660 euros, María Isabel Macías (PP) con 18.616 y Arturo Ferreras (PSOE) con 17.739 euros.

 

Más abajo están concejales como María José Fresnadillo del PP (14.614 euros), Almudena Timón del PSOE (15.393 euros), Juan José Zurro (Cs) con 15.453 euros) o Gabriel Risco (Ganemos) con 15.146 euros. En los últimos puestos, Ana Suárez (Cs) que ha compatibilizado todo el año el consistorio con su trabajo (11.169 euros), Pilar Moreno de Ganemos (12.111 euros) que también compagina con su trabajo o la portavoz de Ganemos, Virginia Carrera, con 12.996 euros, que también trabaja y es de todos los portavoces la que menos cobra.

 

Los concejales que menos cobraron en 2018 fueron Gabriel de la Mora (Ganemos) centrado en la Diputación, y Josefa Mena (PSOE).