Ganemos ve a Mañueco "incompetente e inútil" para encontrar una solución a los 'pufos' urbanísticos del Ayuntamiento

El grupo municipal exige al alcalde que deje de favorecer intereses particulares por encima de lo público en casos como las licencias del Corona Sol, la ordenación de El Corte Inglés o el caso del edificio de la avenida Italia.

El grupo municipal Ganemos Salamanca ha empezado este lunes la semana haciendo un ejercicio de memoria para el alcalde. Los concejales Virginia Carrera y Gabriel Risco le han recordado algunos de los embrollos urbanísticos sobre los que no se atisba solución a pesar de que llevan años sobre la mesa. "El alcalde ha sido incapaz en dos años y medio de resolver, ha sido incompetente e inútil para presentar una solución", ha dicho Gabriel Risco sobre lo que ocurre con la ordenación del edificio de los grandes almacenes El Corte Inglés, situación que hace extensiva al Corona Sol.

 

Virginia Carrera, portavoz de Ganemos, ha lamentado que Fernández Mañueco se dedique a "dar largas" y que cuando deja caer alguna propuesta lo hace sin dar solución. Ganemos insiste en que hay que restituir lo que, según la sentencia judicial que anula las licencias, fue un aprovechamiento excesivo de la edificabilidad. Para ello, apuestan por el acuerdo presentado por los tres grupos de la oposición, que incluye dotar un solar emblemático como el de Adoratrices para restablecer el equilibrio. Algo parecido ocurre con el caso del Corona Sol, que tiene licencias anuladas y que sigue abierto y con el ayuntamiento intentando legalizarlo.

 

Para Risco, el problema es mirar antes por los intereses particulares que por los generales y la falta de capacidad del equipo de Gobierno. Por contra, ha insistido en que la oposición tardó sólo siete meses en poner sobre la mesa una solución legal y definitiva, mientras el Ayuntamiento deja pasar los meses con la sola propuesta de cambiar la calificación de un solar próximo. "Es una cuestión de legalidad", ha insitido Risco, que recuerda que quedan sólo cuatro meses de los dos años de moratoria que concedió la Junta y que, si se llega a esa fecha (15 de abril) sin una solución, la responsabilidad será de Fernández Mañueco.