Ganemos tacha de "escandaloso" y "alarma social" que el PP contrate de asesores a exconcejales y familiares

(Foto: Carlos Perelétegui)

El grupo municipal acusa de "mantener el amiguismo y el chanchulleo" con la contratación discrecional de exconcejales y familiares para los puestos de asesores. Presenta una alegación al nuevo reglamento: quiere que sea obligatorio contratar a trabajadores públicos y por concurso.

El grupo municipal de Ganemos Salamanca ha cargado duramente contra una de las noticias de estas últimas semanas, la incorporación progresiva de exconcejales y de la mujer del teniente de alcalde García Carbayo como asesores de alcaldía, junta de gobierno y del grupo popular, todas ellas, decisiones tomadas por decreto por el alcalde. Para el concejal Gabriel Risco esto es "una cuestión escandalosa y de alarma social" que se ha hecho "para mantener el amiguismo y el clientelismo en el Ayuntamiento" según Virginia Carrera, portavoz de Ganemos.

 

Los concejales del grupo de la oposición creen que no es presentable que el grupo popular de amparo "a aquellas personas que no han logrado el aval de los ciudadanos", caso de los exconcejales introducidos como asesores, y un ejemplo de "nepotismo" cuando se elige para estos puestos a familiares directos. Para evitar estas situaciones el grupo de Ganemos propone una solución: no permitirlo por reglamento porque "el Ayuntamiento no es una agencia de colocación".

 

Recientemente se ha aprobado una modificación en el reglamento que ha permitido aumentar el número de asesores y que Ganemos considera "afecta de forma exclusiva a los intereses particulares del grupo que tiene la mayoría en este Ayuntamiento, al grupo popular". Estos cambios, aprobados hace unas semanas, permitían tener más asesores y dedicaciones exclusivas y tenían un coste de hasta 420.000 euros más al año. Esas modificaciones están en período de exposición y Ganemos ha presentado una alegación.

 

El contenido, en resumen, pretende que los grupos políticos no puedan elegir de manera discrecional a su personal de apoyo, asesores y coordinadores, y que tampoco lo pueda hacer el alcalde para su equipo ni en la junta de Gobierno. La propuesta es que esos puestos los ocupen siempre empleados públicos (funcionarios o laborales) y que se adjudiquen por concursos en los que se valore méritos y capacidad. "El Ayuntamiento de Salamanca no debe funcionar como una agencia de colocación, pero lo ha sido", ha lamentado Carrera, que lamenta que esta sea la situación que se traslada a los ciudadanos. Ganemos esperan contar con el apoyo de PSOE y Ciudadanos en esta propuesta.

 

Ganemos también ha criticado que el gabinete de prensa pagado por el Ayuntamiento esté "exclusivamente al servicio del alcalde, esto es impresentable" y propone también un equipo profesional y que esté a disposición del Ayuntamiento como institución, no solo del equipo de Gobierno y de la alcaldía. A día de hoy, el apartado de prensa de la web municipal solo recoge acciones del equipo de Gobierno y el personal municipal de prensa solo trabaja para el grupo popular.