Ganemos señala que el PP en la Diputación entregó a dedo más de un 1 millón de euros en 2016 en Bienestar Social

Creen "que se está utilizando la técnica de la subvención de forma ineficiente, injusta e incluso irregular" y solicitan "una gestión más transparente, eficiente y equitativa de los recursos".

Ganemos Salamanca ha denunciado en una nota de prensa que la Diputación de Salamanca "está vulnerando claramente los principios establecidos en la Ley de Subvenciones que establece que las subvenciones directas nominativas deben de ser excepcionales". Para Ganemos, el área de Bienestar Social de la corporación provincial "representa más del 95% de las transferencias a organizaciones sociales, existiendo únicamente dos convocatorias en concurrencia, una dirigida a asociaciones de mujeres de 25.000€ y otra dirigida a asociaciones de jóvenes por valor de 20.000€ anuales, el resto hasta 1 millón de euros se entrega a dedo a distintas organizaciones del tercer sector".

 

Desde Ganemos Salamanca solicitan "una gestión más transparente, eficiente y equitativa de los recursos y que además cumpla las leyes vigentes, evitando en lo posible la utilización de las subvenciones directas con nombres y apellidos".

 

El partido con representación en la Diputación cree "que se está utilizando la técnica de la subvención de forma ineficiente, injusta e incluso irregular, puesto que en muchas de las áreas de apoyo existen muchas organizaciones sociales, a las que podrían dirigirse los apoyos públicos mediante convocatoria abierta,  en concurrencia competitiva y de forma plurianual, lo que mejoraría la transparencia de los criterios políticos utilizados para el reparto, la equidad en el reparto entre organizaciones, así como la eficiencia en cuanto a la gestión, al no ser necesario renovar anualmente convenios y fijar en el presupuesto de forma nominativa cada año la entrega de subvenciones directas, vulnerándose así los principios generales de concurrencia de la ley de subvenciones".

 

"La utilización indiscriminada de la subvención directa acarrea además la  falta de independencia de las organizaciones sociales frente a los partidos políticos y las instituciones, puesto que las subvenciones al final dependen de quien las entrega de forma discrecional, en este caso el PP. Por otro lado, existen otras herramientas de gestión y colaboración social en la prestación de servicios públicos que podrían utilizarse, recordando que en general las actividades que se subvencionan en muchas casos deberían ser asumidas por la administración, relegando la técnica de la subvención para el fomento de actividades privadas de interés público, tal como establece la normativa".

 

Ganemos Salamanca apostamos por revisar los planes estratégicos y aumentar las convocatorias competitivas de carácter plurianual con unas bases donde el gobierno establezca los criterios políticos de intervención social y colaboración del tercer sector de forma transparente y equitativa.