Ganemos pide soluciones para terminar con los problemas del narcotráfico en Buenos Aires

Plaza de Extremadura, en el barrio de Buenos Aires

Denuncia que la pasividad del PP ha hecho de esta zona un barrio "olvidado".

El barrio de Buenos Aires sigue siendo "el gran olvidado, una de las asignaturas pendientes" del Ayuntamiento, denuncia Ganemos Salamanca. Continúan los problemas de conflictividad y de convivencia, y el sentimiento generalizado de quienes residen en el barrio es que se trata de "un gueto" donde la ley que impera es la de un pequeño grupo de personas que hacen la vida "difícil" al resto de las y los vecinos. Son las conclusiones que Ganemos extrae de la última reunión del grupo de trabajo de apoyo al barrio de Buenos Aires del Ayuntamiento, celebrada este mes.

 

Ante la falta de soluciones por parte del Consistorio y la "pasividad" del equipo de Gobierno del Partido Popular, los problemas "se enquistan", puesto que ni desde la Consejería de Fomento y Vivienda ni desde los servicios policiales se está cumpliendo con los compromisos que estos adquirieron cuando se iniciaron las reuniones entre el Ayuntamiento y el vecindario. Así, los problemas causados por el narcotráfico no sólo se mantienen, sino que se van haciendo más graves.

 

Las viviendas ocupadas de forma ilegal y en las que se registran problemas de delincuencia pertenecen a Fomento, razón por la cual dicho organismo tiene como responsabilidad realizar la evaluación de la situación de estos pisos para proceder a los consecuentes desalojos, si finalmente así se considera. Los expedientes ya se han iniciado (más de 20, hasta el momento), pero el proceso está siendo extremadamente lento. Además, sería necesario determinar si los inmuebles reúnen las condiciones para seguir siendo habitados, algo que también corresponde a Fomento.

 

Para garantizar un proceso adecuado en este sentido, Ganemos Salamanca considera imprescindible una revisión llevada a cabo desde los servicios de Salud, no sólo por Fomento, algo que también han demandado los y las vecinas, para determinar el grado de habitabilidad de los edificios ocupados ilegalmente.

 

Hay que recordar que la situación que se vive a diario en esta zona de Salamanca ha impedido que las y los vecinos pudieran celebrar las fiestas del barrio durante al menos los dos últimos años.