Ganemos pide recuperar para la gestión directa el contrato más grande y más veterano de Salamanca
Cyl dots mini

Ganemos pide recuperar para la gestión directa el contrato más grande y más veterano de Salamanca

Dos contenedores de basura en un vehículo del servicio municipal.

El grupo municipal Ganemos pido explorar la gestión directa del contrato de basuras: 17 millones al año y casi medio siglo en manos de una empresa privada. Se ahorraría dinero y bajaría la tasa.

El grupo municipal Ganemos ha puesto sobre la mesa la mayor apuesta de la legislatura en materia de remunicipalización. Ya ha habido otras propuestas no menos atrevidas como recuperar la gestión de la ciudad deportiva de La Aldehuela o del servicio del agua, pero esta vez se trata del contrato de mayor cuantía del Ayuntamiento de Salamanca y, probablemente, del que lleva más tiempo en manos de una empresa privada. Se trata del contrato de limpieza viaria y recogida de basuras, por el que el consistorio desembolsa 17 millones de euros al año. Actualmente, está en manos de FCC que es la única empresa que lo ha gestionado, al menos, desde hace casi 50 años. El contrato termina el febrero de 2019, por lo que se abre una ventana para aprovechar y remunicipalizarlo. El equipo de Gobierno, probablemente, apostará por licitarlo de nuevo.

 

El grupo Ganemos ha pedido este miércoles explorar la posibilidad de que este macrocontrato pase a estar gestionado directamente por el Ayuntamiento de Salamanca y no a través de una empresa concesionaria. Los argumentos que ha desgranado son varios, empezando por el hecho de que es un cambio perfectamente legal para un servicio que es competencia municipal, pero lo fundamental es que ahorraría dinero y se podría mejorar el servicio. Al no tener que pagar el beneficio industrial, el servicio le costaría menos al consistorio; eso redundaría en una rebaja de la tasa que se paga por recogida de basuras.

 

El concejal Gabriel Risco y la portavoz Virginia Carrera han puesto dos ejemplos cercanos. Por un lado, el del Ayuntamiento de León, que en 2013 asumió la gestión de limpieza viaria y basuras: el resultado, un ahorro de 8 millones de euros el primer año. Y por otro, el caso de otro servicio millonario, el de la gestión del agua, que el Ayuntamiento de Valladolid ha recuperado recientemente y que ha supuesto también ahorro.

 

Según ha explicado Risco, la fórmula sería constituir una empresa municipal y traspasarle la gestión. Actualmente, el consistorio paga íntegro todo el servicio, incluido coste de prestarlo, plantilla, maquinaria o inversiones. Se divide en dos partes que paga el ayuntamiento a la concesionaria. La primera, la de limpieza viaria, que asume el ayuntamiento al ser un servicio esencial. Y la segunda, la recogida y tratamiento de basuras en el CTR, por la que se paga una tasa que abonan los contribuyentes. Con la gestión directa, se sostendría de igual manera, sólo que el Ayuntamiento se ahorraría el beneficio industrial que tiene asegurado la empresa privada.

 

Ahora hay que decidir qué camino tomar. El contrato finaliza en febrero de 2019 y ya hay inquietud por parte de la plantilla por saber qué va a ocurrir. La plantilla está formada por unos 480 trabajadores, aunque hace muchos años que no hay cifras confirmadas. Ganemos plantea, por supuesto, la subrogación de la plantilla actual que pasaría a la nueva empresa municipal, la conservación de todos los empleos y la posibilidad de ampliar efectivos para mejorar el servicio, especialmente en los barrios, donde se producen quejas por la limpieza.

 

En Valladolid, el cambio de concesionaria a empresa municipal llevó cerca de un año, plazo que sobrepasa el disponible ahora, aunque siempre se puede habilitar una prórroga para hacer el traspaso. Ganemos, no obstante, teme que el equipo de Gobierno del PP lo querrá licitar de nuevo y que en breve presentará los pliegos.