Ganemos pide la dimisión del concejal responsable por lo que denomina el 'Caso Eulen': un agujero de 4,5 millones de euros

(Foto: Carlos Perelétegui)

La agrupación electoral denuncia la negligencia del equipo de Fernández Mañueco en la vigilancia del contrato con la anterior concesionaria, que ha provocado que haya que dotar 6,6 millones de euros para arreglos, de los que la nueva empresa adjudicataria sólo asumiría 2, el resto correría a cargo del Ayuntamiento. Acusan al PP de perdonar a Eulen 4,5 millones de euros en obras de mantenimiento y reforma sin ejecutar.

Ganemos Salamanca ha solicitado, en boca de su concejal Gabriel Risco, la dimisión del concejal Carlos García Carbayo por lo que ha dado en llamar 'Caso Eulen'. La empresa ha sido responsable de la gestión de las piscinas municipales durante los tres últimos lustros y tras la conclusión del contrato se ha descubierto que no ejecutó las necesarias obras de reforma y mantenimiento de las instalaciones. El equipo del Gobierno del PP se compromete ahora a reclamar vía judicial "hasta el último euro" tras las demandas de la oposición.

 

Risco ha recordado al equipo de Fernández Mañueco que ese compromiso no tiene ningún valor a día de hoy cuando el mismo grupo municipal del PP perdonó en su día varios millones de euros en deudas a diferentes promotores y constructores con base en las denominadas 'transferencias urbanísticas'.

 

El concejal García Carbayo dice que, en el momento de entregar las infraestructuras a la nueva concesionaria, había deficiencias que, algunas, podrían ser por falta de mantenimiento. Ha explicado que, paralelamente el Ayto abre un procedimiento para reclamar las responsabilidades a la anterior concesionaria y que los técnicos ya están trabajando en ello, “el Ayuntamiento reclamará hasta el último euro, no se ha perdonado nada a nadie” y que se ha hecho una reserva de reclamación que garantiza que se va a cobrar lo que corresponda. Una manera de asumir que, al menos en parte, es cierto que el equipo de Gobierno no vigiló que la empresa concesionaria cumpliera con su obligación de hacer mantenimiento.

 

Por su parte, Gabriel Risco ha recorado lo que ha estado pasando con el contrato de las piscinas para entender qué es lo que se decide hoy, “el PP hizo la vista gorda y no le hizo cumplir a esta empresa sus obligaciones” cuando el pliego incluía la obligación de mantener las instalaciones y también tener un seguro a todo riesgo a favor del Ayuntamiento. El concejal ha asegurado que en 2011 ya había informe sobre las deficiencias con un importe de 2 millones de euros en obras necesarias. “¿Qué se hace en ese momento? Nada de nada, no se le exige a Eulen que cumpla con su obligación”, ha dicho.

 

Cuando en 2014 se hace el nuevo pliego se introduce la obligación de hacer esas obras por 2 millones de euros y ahora aparecen nuevos informes municipales que afirman que hay que gastar otros 4,5 millones de euros adicionales para que las piscinas estén en condiciones, “6,5 millones que hay que aportar de todos los salmantinos”. “A Ganemos Salamanca esto nos parece un escándalo”, “el PP ha beneficiado a Eulen, ha perdonado estas cantidades al no exigirlas”, recuerda que Eulen es “empresa donante” en los papeles de El País.

 

Exigen responsabilidades políticas y personales porque “la ciudadanía está harta” de que se beneficien intereses particulares y tiene que haber consecuencias. “Aquí en el pleno desde Ganemos Salamanca queremos exigir la dimisión del concejal delegado y que se depuren responsabilidades”, ha dicho.

 

 

EL PSOE HABLA DE FALTA DE CONTROL

 

El grupo socialista recuerda que han denunciado muchas veces el mal estado de las piscinas que va a requirir 6 millones de euros, por la falta de vigilancia del equipo de Gobierno, no hubo un control y se entregaron las piscinas con deficienciasHemos exigido que se inicien los trámites para exigir a la anterior concesionaria las responsabilidades y hoy aprobamos la apertura de un procedimiento para que se determine qué tiene que exigir el Ayuntamiento a Eulen. “El control ha sido, como mínimo, defectuosa”, ha recordado que dice el informe.

 

“No entendemos como las deficiencias que se detectaron en 2011, por valor de 2 millones de euros, no se pidió su corrección” y “como consecuencia de ello nos vemos obligados a modificar el contrato” y no es serio en un contrato que se inicia ahora y va a durar 15 años. “¿Qué hacemos?¿Dejamos a los salmantinos sin piscinas por la mala actuación del anterior equipo de Gobierno?”, se ha preguntado Arturo Ferreras. El grupo socialista ha cumplido con su compromiso de votar para que se arreglen las piscinas y los ciudadanos las puedan disfrutar, pero que se hiciera reclamando a la anterior concesionaria el incumplimiento de su contrato.

Noticias relacionadas