Ganemos pide incentivos para que no haya locales vacíos y más apoyo al comercio de barrio

Local vacío en el centro de Salamanca.

El grupo municipal pide tomar medidas para evitar la mala imagen de escaparates vacíos y ayudar a quienes quieren empezar con un nuevo comercio.

El grupo municipal Ganemos Salamanca ha desgranado algunas de las conclusiones del encuentro que mantuvieron hace unos días con comerciantes de la capital, en el que pudieron comprobar algunas de las preocupaciones del sector. Las principales conclusiones y el descontento de muchos comerciantes con las políticas municipales han llevado al grupo político a pedir una saerie de medidas para revitalizar el comercio, especialmente en los barrios, y mejorar la negativa imagen que dan los locales cerrados.

 

A pesar de las afirmaciones sobre la recuperación, todavía es fácil encontrar locales que están cerrados en pleno centro y también en los barrios. En este sentido, Ganemos pide al Ayuntamiento que actúe dentro de sus posibilidades, y respetando a los propietarios, para conseguir que no haya tantos escaparates sin tiendas detrás. Las alternativas pasan por bonificar el alquiler en mejores condiciones para nuevos comercios, ya que especialmente en el centro las rentas de algunas calles siguen siendo muy elevadas; la otra opción es gravar fiscalmente los locales vacíos. "Hay que buscar las fórmulas para que muchos locales dejen de estar vacíos", ha dicho la portavoz, Virginia Carrera, que cree que es fundamental ayudar a quienes quieren empezar con un nuevo negocio como salida laboral.

 

Carrera considera que esta puede ser una de las vías para apoyar al comercio tradicional en los barrios, algo fundamental para la vida lejos del centro. "Para Ganemos es fundamental tener un comercio de barrio, de proximidad, que no puede competir con las grandes superficies" pero que "hay que apoyar para reactivar los barrios y que les de vida día a día".

 

 

ILUMINACIÓN, TRABAS Y PLAN DE COMERCIO

 

Además, el grupo municipal asegura que muchos comerciantes se siguen quejando de la falta de iluminación, también de iluminación decorativa en Navidad, que da vida día a día a los comercios en los barrios donde "hay zonas tristemente iluminadas todo el año"; que también siguen siendo muchas las trabas burocráticas para abrir un negocio y contar con todos los permisos; que hay un desconocimiento total de lo que hace la oficina municipal dedicada al comercio y que debería ayudar al comercio tradicional a introducirse en la venta por Internet; o la falta de planificación de las obras que se hacen y que generan molestias y dificultades a los comercios.

 

Pero lo que más han criticado ha sido la falta del anunciado plan de dinamización del comercio, que el Ayuntamiento de Salamanca sustituye por medidas aisladas. "En el debate del estado de la ciudad el alcalde nos engañó a todos cuando dijo que había un plan de comercio local que no existe", ha criticado Carrera.