Ganemos pide crear la figura del Defensor del Vecino en el Ayuntamiento de Salamanca
Tribuna mini Saltar publicidad
Asanz 600x800 file
Cyl dots mini

Ganemos pide crear la figura del Defensor del Vecino en el Ayuntamiento de Salamanca

Esta nueva institución busca que las personas “sean cada vez mejor tratadas y no tengan que hacer trámites innecesarios frente a la adminsitración municipal.

Ganemos Salamanca, en su apuesta por hacer del Ayuntamiento de Salamanca una institución más cercana a la ciudadanía, propone crear la ‘Defensoría del vecino’, una nueva institución municipal incluida en sus más de 30 propuestas para modificar el Reglamento Orgánico Municipal. En concreto, se trata de un recurso que permitirá atender de forma independiente e investigar las quejas de las y los vecinos con el objetivo de defender sus derechos y exigir las responsabilidades oportunas al personal y a las autoridades locales.

 

“Simplificar trámites e incentivar la sensibilidad del funcionariado en relación con la ciudadanía para que toda la organización municipal resuelva de forma empática e inmediata las necesidades del día a día de las y los vecinos” es la pretensión de este cargo, tal y como explica el concejal Gabriel Risco. “Queremos que las y los vecinos sean cada vez mejor tratados y no tengan que hacer trámites innecesarios, sino que la Adminsitración Local se ponga en el lugar de las personas a la hora atender sus necesidades y resuelvan de forma efectiva”.

 

Este cargo ya existe en otras ciudades de España, no suele tener remuneración y es desempeñado por las personas mayores de edad que no hayan ostentado ningún cargo político, sindical o empresarial. El Defensor o Defensora de las y los Vecinos trabajaría por proteger los derechos de las personas ante la Administración, comprobaría las quejas y deficiencias denunciadas e investigaría los expedientes de oficio. Tendría, además, libre acceso a dependencias y protocolos municipales, y podría participar con derecho a voz y voto en la comisión especial de participación ciudadana, al igual que las y los concejales designados para la misma.

 

En cuanto a las quejas, reclamaciones, peticiones o sugerencias, las y los vecinos podrían formularlas por los cauces legales ordinarios ya establecidos, pero la o el Defensor también se encargaría de buscar solución para aquellas que no originen ni sean consecuencia de un expediente administrativo, lo que flexibilizaría y facilitaría el proceso para cualquier persona.