Ganemos pide cambiar el nombramiento de presidentes de las futuras comisiones de investigación

Virginia Carrera y Gabriel Risco, de Ganemos.

Ganemos promoverá un cambio en el reglamento para que, en caso de que el alcalde delegue una presidencia, tenga que consensuar el cargo de una comisión de investigación con los grupos de la oposición.

El grupo Ganemos Salamanca ha anunciado su intención de promover un cambio en el reglamento orgánico en el Ayuntamiento de Salamanca con el objetivo de cambiar el modo en que se designa al presidente de las comisiones especiales de investigación. Detrás de esta petición está la polémica por el nombramiento por decreto que ha hecho el alcalde, presidente nato, que ha decidido delegar su función en el concejal García Carbayo haciendo oídos sordos a las peticiones de la oposición. Ganemos quiere que las comisiones especiales puedan ser presididas por quien se decida de manera democrática por todos los partidos políticos, en aquellos casos en los que el alcalde decida delegar la presidencia. Muy al contrario, la oposición se ha encontrado con que el alcalde no sólo ha nombrado presidente, sino que ha convocado la primera reunión de la comisión sin resolver este asunto.

 

Este escenario es el que se da exactamente en el caso de la comisión espacial que investiga la licitación del contrato de las escuelas infantiles municipales, donde Fernández Mañueco, presuntamente, estaría vinculado a la trama corrupta del Caso Lezo. La portavoz de Ganemos, Virginia Carrera, ha manifestado que esta voluntad de modificar la presidencia de las comisiones especiales “es compartida por todos los grupos municipales en la oposición y todos sus portavoces se han mostrado favorables a ella en diversos momentos, aunque es Ganemos quien ha presentado la propuesta”. De hecho, los grupos se levantaron de la última reunión porque no estaban conformes con el nombramiento de García Carbayo y está por ver si se aprueba en la primera reunión que se celebra este martes.

 

Ganemos no quiere que, en el futuro, una comisión especial pueda ser presidida por personas o agrupaciones políticas con vinculaciones o intereses directos o indirectos con los temas objeto de la misma, algo que ocurre con la que investiga el escándalo que salpica al alcalde de Salamanca.

 

Gabriel Risco dijo que “el PP se ha apropiado de la presidencia de esta comisión de investigación en contra de la opinión mayoritaria de los concejales que la integran, que querían decidirla de manera consensuada de entre todos sus componentes. Si queremos que esta comisión trabaje de forma transparente e independiente es fundamental y necesario que sea presidida por quien elija la propia comisión. Esta apropiación del PP pone de manifiesto que quiere pasar página, que sea breve y proteger los intereses políticos del Alcalde, que tiene la vista en la Comunidad Autónoma y no en la ciudad”.