Ganemos pedirá responsabilidades políticas tras confirmar la comisión del Grupo SIETE los errores y opacidad

Virginia Carrera y Gabriel de la Mora, de Ganemos

Pedirá que el jefe policial, el concejal del área y el alcalde asuman responsabilidades por el mal funcionamiento acreditado de la unidad. Hará un voto particular y seguirá investigando.

El grupo municipal Ganemos Salamanca pedirá responsabilidades políticas una vez se cierre la comisión de investigación del Grupo SIETE, y a pesar de que no está conforme con lo que considera un "cierre en falso" a falta todavía de consultar muchos documentos que ha pedido el grupo granate. Ganemos tiene una visión amplia de lo que falta por averiguar sobre las actividades de esta polémica unidad, pero también comparte las primeras conclusiones que se han sacado, aunque anuncia que aportará las suyas propias.

 

Aunque el concejal De la Mora ha anunciado que impugnarán la comisión con la que se echó el cierre a la investigación, reconoce que en el documento que se llevará al pleno se constatan irregularidades que incluso el propio equipo del Gobierno del PP admite. Es el caso de la falta de control y transparencia, el hecho de que se haya relevado al subinspector que lideraba el grupo e incluso admitir que no siempre los procedimiento eran correctos. Por eso, a partir de esos mínimos, De la Mora considera que ahora toca asumir responsabilidades políticas por parte del jefe de la Policía, del concejal responsable del área y del alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, al que considera el auténtico jefe de esa unidad.

 

Con todo, añade que no sólo hay irregularidades, sino también ilegalidades, ya que el grupo se dedicaba a seguir e informar sobre colectivos y personas, algo que no le corresponde, conculcando derechos.

 

La Policía Local debería ser un cuerpo transparente, cercano, de proximidad, prevención y mediación, muy vinculado al territorio, por lo que tanto el funcionamiento como las actividades de este grupo deberían cambiar radicalmente pues, en definitiva, y como se ha acredita, el grupo habría funcionado de forma descontrolada e ineficaz.

 

El grupo solicita la asunción de responsabilidades, mediante la toma de medidas administrativas, respecto a servicios y operativos, así como políticas, por parte del Jefe de la Policía, el presidente de la comisión, el concejal delegado y el alcalde. Por ello, presentará un voto particular para exigir la “nulidad de pleno derecho de la convocatoria de la comisión y la votación realizada, por vulneración del derecho fundamental a la información y participación política”.