Ganemos pedirá explicaciones a De la Mora pero separa su caso del ámbito de la corrupción política

El diputado de Ganemos Salamanca, Gabriel de la Mora.

Ganemos asegura que le aplicará el código ético interno y que tendrá que dar cuenta de su imputación. Si se le abre juicio oral, tendrá que dimitir si se le acusa de alguna situación de corrupción política.

Ganemos Salamanca ha expresado su máximo respeto a las decisiones judiciales ante la admisión a trámite de una querella contra su concejal y diputado, Gabriel de la Mora, originada en lo que considera "una polémica artificialmente creada" a raíz de una afirmación de su cargo en las redes sociales. Ganemos defiende que De la Mora se limitó a trasladar la versión de los vecinos tras una actuación de las fuerzas y cuerpos, pero no obstante le aplicará el código ético de la formación.

 

Esto supone que De la Mora tendrá que dar cuenta del caso y de su situación procesal de investigado y si, llegado el caso, se le abriera juicio oral tendría que renunciar inmediatamente a sus cargos si se le juzga por delitos relacionados con la corrupción política, pero no frente a otros casos en general.

 

Este es el comunicado íntegro que ha difundido Ganemos Salamanca:

 

"Nuestro máximo respeto por las decisiones del poder judicial, recordando que estamos ante la aplicación de la Ley Mordaza del Partido Popular que ha sido condenada por la ONU, la OSCE y multitud de organismos internacionales por propiciar la vulneración de la libertad de expresión en las redes sociales".

 

"Sobre los hechos en particular que se denunciaron por los vecinos y la polémica artificialmente creada posteriormente tras el comentario en las redes, el propio Gabriel de la Mora expresó su opinión al respecto de este asunto en un artículo de prensa publicado hace meses, No mentirás. Salamanca ciutat morta (n.d.r.: publicado en TRIBUNA) donde expresó que se limitó a trasladar la versión de los afectados, antes las acusaciones denigrantes y xenófobas vertidas en los medios de comunicación contra la familia detenida y los vecinos del barrio del Carmen, recordando que la actuación policial ya está siendo investigada en un procedimiento judicial abierto en los juzgados de Salamanca".

 

 

"Ganemos Salamanca cumple y cumplirá su código ético escrupulosamente, el cual expresa el compromiso a cesar de forma inmediata en todos sus cargos si, tras la correspondiente investigación judicial, finalmente se produce la apertura del juicio oral, por delitos relacionados con corrupción, (prevaricación con ánimo de lucro, tráfico de influencias, enriquecimiento injusto con recursos públicos o privados, cohecho, apropiación de fondos públicos, bien sea en interés propio o para favorecer a terceras personas), pero no frente a otros casos en general".

 

"En todo caso nuestro código ético establece que cualquier cargo político investigado judicialmente deberá rendir cuentas públicas sobre los hechos que se le atribuyen, conforme los mecanismos establecidos y nuestros principios de máxima transparencia y rendición de cuentas".