Ganemos denuncia que la gestión privada ha vaciado la ciudad deportiva de La Aldehuela

La instalación, que costó 22 millones de euros, la gestiona una empresa a la que se subvenciona con 1,2 millones anuales y que ha impuesto limitaciones de acceso. Ganemos propone recuperar la gestión directa desde el Ayuntamiento.

El grupo municipal Ganemos Salamanca ha alertado sobre las consecuencias que poco más de un año de gestión privada están teniendo sobre el uso de la ciudad deportiva de La Aldehuela. Lo que siempre había sido una zona de libre esparcimiento se le ha "hurtado" a los salmantinos porque no sólo hay que pagar por el uso de los equipamientos deportivos, incluso los que hay al aire libre, sino que se ha prohibido el uso de las zonas verdes como ocurrió en el último Lunes de Aguas y se ponen pegas a los usuarios de los clubes de rugby y atletismo.

 

Ganemos ha denunciado que el parque de la Aldehuela se le ha hurtado a la ciudadanía, tras su remodelación y gestión privada. Consideran que se trata de un espacio infrautilizado y del que se ha “expulsado” a los peatones y a las familias, prácticamente desaparecidos. Basta darse una vuelta casi cualquier día del año para comprobar que el uso se centra en el centro de fitness, por el que se paga abono, mientras gran parte de las instalaciones están vacías, a excepción de la piscina ahora en temporada estival.

 

Ganemos ha lamentado que con la llegada del verano y el buen tiempo los salmantinos no puedan usar con libertad La Aldehuela, que ha sido siempre uno de los espacios preferidos por la ciudadanía para desarrollar actividades al aire libre. "El PP le ha robado a la ciudadanía esta instalación pública que es más que un espacio deportivo" y que era un espacio de convivencia, recreo y deporte, ha recordado Gabriel Risco. "Es un ejemplo de la política del PP de entregar lo público a lo privado", ha añadido.

 

Sin embargo, Ganemos apunta que La Aldehuela está vacía y se ha convertido en un espacio público que se le ha hurtado a la ciudadanía tras su remodelación y el paso de su gestión a manos privadas. Tras los incidentes del pasado Lunes de Aguas y la celebración del campeonato de rugby, en la agrupación de electores aún esperan el informe técnico que clarifique algunas condiciones de uso, como la introducción de alimentos y bebidas por parte de los particulares en el recinto.

 

“Otro ejemplo más de caos, amiguismo y despilfarro”, ha asegurado Risco, que ha recordado que la instalación costó 22 millones de euros y que se ha pagado íntegramente de fondos públicos: los han aportado Ayuntamiento, CSD y Junta de Castilla y León. Después, en una jugada opaca, se cedió la gestión a esta empresa que ya se ocupa de las piscinas municipales y del Multiusos.

 

Ganemos quiere recuperar la ciudad deportiva y parque de La Aldehuela para las salmantinas y salmantinos, devolviendo a este entorno natural el uso que se le ha dado tradicionalmente, como punto de encuentro y ocio sostenible, donde disfrutar de la naturaleza y la familia sin convertirlo en un rincón colonizado por los vehículos y monopolizado por instalaciones de hostelería que le despojan del espíritu y la finalidad para que este tipo de espacios fueron habilitados.

 

 

COSTES EXTRA

 

Ganemos Salamanca hizo una propuesta para eliminar el coste financiero de los pagos de 2016 y 2017, sobre los que había que pagar un interés del 7%. Solicitaron realizar un préstamo cuyo tipo de interés fuera inferior al 1%, para no pagar ese 7%a la empresa. El concejal delegado no lo llevó a cabo y es necesario abonar ese coste financiero, “que a la empresa le viene muy bien” dijo Risco. “Hablamos de ahorrar al Ayuntamiento cerca de 300 mil euros. Otro despilfarro para entregar a una empresa privada. El PP le ha perdonado a Enjoy Wellness la inversión comprometida como mejora por importe de 599.000 euros, como refleja en un informe del Interventor”, añadió

 

Para cerrar el círculo de la carga económica para la ciudad que supone este complejo deportivo, hay que añadir la subvención anual a la empresa por importe de 1.206.796 euros. A esto hay que sumarle las inversiones de reposición que hay que ir haciendo en el complejo deportivo, a razón de 248 mil euros cada año. Según Risco, se trata de un despilfarro “inaceptable”.

Noticias relacionadas