Ganemos denuncia que la ciudadanía "ha perdido derechos por la cesión de un espacio público a una empresa privada"

Virginia Carrera y Pilar Moreno, de Ganemos Salamanca.

"La ciudadanía está pagando los platos rotos de la privatización de lo público del Partido Popular", asegura la concejala Pilar Moreno.

 

El informe de la asesoría jurídica sobre la polémica prohibición de entrar en La Aldehuela el Lunes de Aguas reconoce que, efectivamente, la empresa privada Wellness Aldehuela está en su derecho de prohibir la utilización de las zonas comunes de las instalaciones, si en estas no se va a practicar deporte, o si en ellas se pretenden consumir alimentos o bebidas adquiridas fuera del recinto.

 

Para la concejala de Ganemos, Pilar Moreno, se trata de un evidente conflicto de intereses entre la ciudadanía, “que ha perdido derechos”, y los legítimos intereses privados de la empresa. Para Moreno, el máximo responsable de este problema es el Ayuntamiento. “Este tipo de confrontación no se produciría si el Ayuntamiento no hubiera puesto en manos privadas la potestad para gestionar a su antojo un espacio público municipal. La ciudadanía está pagando los platos rotos de la privatización de lo público del Partido Popular”.

 

El asesor jurídico municipal advierte que, para esclarecer la normativa de uso de aquellos espacios comunes, no estrictamente pensados para la práctica deportiva, que podrían valer como zonas recreativas de las salmantinas y salmantinos, sería necesaria la elaboración de un reglamento específico. Ganemos solicitará al Ayuntamiento que ese reglamento se elabore cuanto antes, contando con todos los grupos políticos y pensando en los intereses generales. “Si es necesario contar con una norma que deje claras las condiciones y cubra todos los escenarios posibles, es urgente que pongamos manos a la obra. La gente no puede perder derechos por el capricho de una privatización”, aseguró Moreno.