Ganemos critica por electoralista en gasto en las nuevas vidrieras del Mercado Central

Mercado Central de Salamanca.

Recuerda al equipo de Gobierno que las necesarias reformas en el centenario edificio costaron 700.000 euros y las pagaron los propietarios a pesar de que es municipal. Apuestan por un plan de dinamización del comercio en el mercado.

Un plan integral de relanzamiento para potenciar y mejorar la actividad comercial que dentro de él se desarrolla, esa es la propuesta de Ganemos Salamanca para el Mercado Central de Abastos. El Ayuntamiento ha hecho público esta semana un proyecto de conservación para el edificio que incluye la instalación de vidrieras artísticas por valor de 186.000 euros. Para Ganemos, este desembolso supone “un despilfarro que responde sólo a criterios estéticos, un gasto innecesario, especialmente cuando en la ciudad y en el propio mercado hay necesidades que sí son prioritarias”, tal y como explica el concejal de Ganemos Gabriel Risco.

 

En total, las obras de mejora están presupuestadas en 297.000, y responden “criterios únicamente electoralistas, es decir, el equipo de Gobierno del Partido Popular sigue gobernando de espaldas a las necesidades reales y de cara a intereses partidistas, y pensando sólo en conseguir votos para las elecciones del año que viene”, asevera Risco.

 

“Nuestro grupo sí apoya las mejoras y la adecuada conservación de este edificio emblemático, por supuesto, pero nunca estaremos a favor de malgastar dinero público”, detalla el concejal. Por esta razón, Ganemos Salamanca se ha abstenido en la votación durante la Comisión de Fomento y Patrimonio celebrada hoy, y durante la que se ha tratado el proyecto.

 

En este sentido, Ganemos recuerda que, en el 2015, en el edificio se llevaron a cabo obras de mantenimiento por valor de 700.000 euros, unos gastos que fueron sufragados íntegramente por la Asociación de Empresarios del Mercado Central, agrupación creada para su gestión. “Es lamentable que el Ayuntamiento, gobernado por el PP, no apoyara a las y los comerciantes del mercado en aquel momento, que no financiara de ningún modo unas obras que, sin duda, supusieron un gran esfuerzo para las y los empresarios, quienes desembolsaron un considerable cantidad de dinero”, lamenta Risco. “Sin embargo, ahora apoyan este desembolso innecesario de dinero público, un cambio de criterio que responde a intereses electoralistas” por el parte del PP, añade.