Ganemos critica al PP por la opacidad para afrontar las quejas de la Residencia Asistida Provincial

El diputado provincial de Ganemos Salamanca, Gabriel de la Mora.

Aseguran que el equipo de Gobierno "ocultó el cese de la directora del centro, la deficiente gestión y las quejas de familiares y usuarios del centro".

La máxima responsable de la Residencia Asistida Provincial de Salamanca capital, dependiente de la Diputación, ha sido recientemente cesada de su cargo, cuestión que al parecer llevaba sobre la mesa varios meses. "Este cambio en la dirección de la institución, que al parecer ahora funciona bajo la supervisión de la Coordinadora de Centros, se ha llevado a cabo con el máximo sigilo y no ha sido hasta que Ganemos Salamanca ha preguntado por las quejas realizadas por familiares en la Comisión de Bienestar Social celebrada el viernes pasado, cuando el equipo de gobierno ha dado cuenta de la situación, reconociendo buena parte de las mismas", aseguran en nota de prensa desde Ganemos.

 

"Unos días antes, más de una veintena familiares y cuidadores de residentes registraron un extenso escrito, dirigido tanto al Presidente de la Diputación como a la Coordinadora de Servicios del área de Bienestar Social, documento que también remitieron a todos los grupos políticos", añaden. "En el citado escrito, aunque se reconoce la opinión positiva del trato recibido y la residencia por parte de algunas familias, se denuncian graves irregularidades, no solo relativas a la falta de información y comunicación de los profesionales con los familiares, sino también deficiencias en el funcionamiento interno del centro  e incluso prácticas que podrían atentar contra la dignidad de los residentes. Los familiares y cuidadores resumen la situación con la afirmación de que “existe la ley del máximo silencio y del mínimo esfuerzo”, asegurando que no han firmado el escrito más usuarios por temor a represalias".

 

El PP responsabiliza a los trabajadores del centro de 'poca receptividad' y carga sobre la representación sindical

 

"El equipo de gobierno el viernes dijo no haber tenido acceso todavía a este escrito de quejas, aunque afirmó que se estaban tomando “ciertas medidas”. A pesar de ello responsabilizó de la situación a la oposición frontal y la defensa “desmedida” de los trabajadores por parte de la representación sindical. También argumentó que hay “muy poca receptividad por parte de los empleados” y que se estaban estudiando tomar nuevas medidas", añaden desde Ganemos.

 

Ganemos criticó la opacidad y falta de transparencia del equipo de gobierno, pues no se había informado en los dos años de integración de los nuevos grupos políticos de la existencia de estos problemas y se había ocultado incluso la dimisión de la directora. Además criticó “que se utilice a un sindicato para lavarse las manos sobre el asunto”, según dijo el diputado de la agrupación, Gabriel de la Mora.

 

Gabriel de la Mora asegura que, desde Ganemos Salamanca, hace tiempo que se solicitó en la Comisión la entrega de los protocolos de asistencia y los datos económicos de la residencia, reiterando en la comisión la petición, y, a la vista de la situación, también informe de las medidas tomadas por parte del equipo de gobierno, además de los escritos interpuestos por el sindicato aludido.

 

Desde Ganemos y a través de De la Mora, aseguran que, “de tener conocimiento de hechos denunciables contrastados, como representantes políticos tenemos el deber de obrar en consecuencia y ya advertimos que lo haremos, siempre con la prudencia necesaria”, afirmó.