Ganemos apuesta por reinventarse para volver a concurrir a las municipales de 2019

Asamblea de Ganemos en una de las nuevas salas del Ayuntamiento de Salamanca.

Ganemos prepara una hoja de ruta para concurrir a las elecciones de 2019 como marca electoral. La experiencia de esta legislatura y sus cuatro concejales, el principal aval.

Ganemos Salamanca se está preparando ya para dar uno de los pasos más importantes de su historia como agrupación electoral. En poco más de una semana celebra un plenario en el que tiene que decidir sobre su futuro electoral, y todo apunta a que la agrupación pretende una nueva candidatura avalada por los cuatro concejales y la labor de una legislatura completa. Al menos, esa es la idea de los representantes políticos de la formación, que consideran que la experiencia de estos tres años de oposición es valiosa y justifica de manera suficiente volver a presentarse.

 

De hecho, los pasos que se van a dar apuntan a una nueva aventura electoral. Según la convocatoria prevista para el plenario del día 1 de julio en la plaza de San Román, uno de los puntos es precisamente encargar al plenario "que elabore un nuevo manifiesto que concrete los principios esenciales y una hoja de ruta para la movilización y la confluencia electoral para 2019". Ese manifiesto sería la base para volver a presentarse y debería estar listo para el mes de octubre, cuando se presentaría a una nueva asamblea ciudadana.

 

Este primer paso concuerda con la voluntad manifestada por los concejales del grupo político, aunque choca con una dificultad: los planes electorales de Podemos. La formación morada dio lugar a las llamadas confluencias en las municipales de 2015 cuando decidió que no se presentaría como tal a presidir ayuntamientos. A partir de su renuncia, se formaron candidaturas con la forma de agrupaciones electorales; las listas se elaboraron en procesos de democracia interna en las que entraron a formar parte candidatos afines o integrados en Podemos, Izquierda Unida, Equo... Ahora esos tres partidos han decidido ir juntos a las municipales, lo que complica el panorama de marcas como Ganemos.

 

No obstante, el pacto electoral entre estas tres fuerzas contempla excepciones allí donde las confluencias son marcas consolidadas. Así podrá ser en Madrid o Barcelona, o en un ejemplo más cercano, en Zamora, donde se ha hecho una excepción para permitir que Izquierda Unida se presente por su cuenta ya que el actual alcalde, Francisco Guarido, es el único que tiene IU en una capital de provincia. El caso de Salamanca bien podría ser otra excepción: los cuatro concejales alcanzados, un resultado histórico, son un buen motivo.

 

En todo caso, y mientras se decide, Ganemos va a dar los primeros pasos para impulsar una nueva candidatura a las municipales, empezando por una nueva asamblea y plenario. Habrá que ver cómo se articula la nueva lista, aunque es seguro que se repetirá el proceso abierto con el que se elaboró la actual, y qué nombres se presentan. Pero hoy por hoy Ganemos tiene claro que debe seguir adelante.