Ganemos acusa al PP de "populismo" por haber prometido 'mano dura' contra las despedidas de soltero

Virginia Carrera y Gabriel De la Mora, concejales de Ganemos Salamanca.

Ganemos confirma que el TSJCyL 'tumba' la ordenanza de convivencia del PP y da la razón al grupo municipal. Acusa al equipo de Gobierno de haber improvisado para frenar la alarma social y de no acometer la búsqueda de un modelo de ocio alejado del consumo abusivo de alcohol.

El grupo municipal Ganemos Salamanca  considera que el Ayuntamiento pretendía legislar más allá de sus competencias, cuando ya existen normas y jurisprudencia al respecto, motivo por el cual el TSJCyL ha fallado anulando de manera radical varios pasajes y artículos añadidos hace menos de dos años a la ordenanza de convivencia, más conocida como contra las despedidas de soltero. Virginia Carrera ha asegurado que aunque la normativa nació "con el loable fin de frenar las despedidas" ya advirtieron que no iba a servir para nada: durante su primer año de vida no hubo ni una multa. Y que ahora se conrfirma que era ilegal.

 

A Ganemos le preocupa que, detrás de los artículos añadido a esta ordenanza, está la incapacidad para abordar con todos los afectados, desde empresarios hasta padres y centros educativos, la necesidad de un nuevo modelo de ocio nocturno alejado de la promoción del consumo abusivo de alcohol que se produce: la publicidad de fiestas, promociones, regalos y 2x1 vinculados a bares y locales se sigue produciendo.

 

Según Ganemos, el equipo de gobierno encabezado por el PP "gestiona y legisla de manera deficiente e incompleta, de espaldas a la realidad y, también de espaldas al ordenamiento jurídico". Esto último lo ha refrendado el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), que ha dado la razón a Ganemos en el recurso a la modificación de la ordenanza municipal sobre protección de la convivencia ciudadana.

 

En el fallo el TSJCyL declara la “nulidad radical” de las modificaciones propuestas en su día y aprobadas en pleno, con pegas por parte de Ganemos Salamanca. Concretamente, aquellas donde se pretendía penalizar el “transitar o permanecer parcialmente desnudos/as” en espacios y vías públicas, o en espacios privados fácilmente visibles desde ellos. También es nula la pretensión de perseguir a aquellas personas vestidas de forma que “atenten o puedan atentar” contra los derechos fundamentales de las personas o sus sentimientos religiosos. En la sentencia, el Tribunal también ha condenado al Ayuntamiento a asumir las costas del procedimiento.

 

Según Ganemos, "esta sentencia  demuestra el caos en el que la gestión de los populares tiene sumida a la ciudad, actuando de manera improvisada y populista, prometiendo “mano dura” para contentar a la ciudadanía y reducir la alarma social, aún sabiendo que se saltaba el ordenamiento jurídico". "Con esta normativa, Ayuntamiento y policía municipal pretendían asumir arbitrariamente competencias sancionadoras fuera de su alcance, cuando ya existe una normativa superior, más garantista. ¿Las ordenanzas propuestas por el PP tienen en cuenta el bienestar de la ciudadanía o sus intereses como partido?", se preguntan.

 

Ganemos asegura que con este recurso judicial que han ganado no buscan favorecer o penalizar las despedidas de soltero, sino respetar las normas y huir de la arbitrariedad, además de acometer definitivamente el problema que supone un modelo de ocio para Salamanca, sustentado por una absurda guerra de precios entre empresarios de hostelería, que pone a disposición del público alcohol barato, con lo que se fomenta su consumo masivo y se obtienen los resultados que todos conocemos. Ganemos propuso en su programa electoral, y aún mantiene la necesidad de un 'Pacto por la Noche' en el que todos los implicados, y no sólo los políticos, debatan sobre la problemática y sus posibles soluciones, sin improvisar y para el bien de todos y todas.