"Ganar la Liga ante esta afición es indescriptible"

Las jugadoras de Avenida coinciden en señalar que comenzaron el choque como querían, pero Girona no se rindió nunca.

"Lo de esta temporada aún no me lo creo", reconocía una emocionada María Asurmendi.

 

"Ahora solo quiero disfrutar porque es el fruto del trabajo de muchos años y ganar dos títulos en un año con dos equipos diferentes es increíble", añadía la base hoy azulona.

 

"Me gustaría no haber tenido que sufrir tanto, aunque ahora lo disfrutemos más, porque ha sido algo agónico", aseguraba. "Al final hemos tenido más suerte que ellas y eso nos ha sabido a gloria", resumía.

 

"Ganar con Avenida la Liga delante de esta afición es algo indescriptible, es la primera vez que lo estoy viviendo y es alucinante", subrayó sobre la marea azul, de nuevo de sobresaliente.

 

Por su parte Leo Rodríguez reconocía estar feliz: "Me alegro mucho de haber ganado la Liga en casa".

 

"Empezamos como debíamos, arrollando y dando un golpe encima de la mesa, pero Girona no se rinde nunca y nos lo ha vuelto a demostrar", dijo. "Solo puedo dar las gracias a todos", añadió emocionada.

 

También Astou reconocía que una jornada así era su "sueño. Y lo cumplo por fin". La jugadora perfumera, que se lleva a casa, además del trofeo, el balón de la final, aseguró que el equipo "salió muy concentrado y esa fue la clave. Al final hemos confiado en nosotras mismas y hemos logrado tener sangre fría para ganar", añadió.

 

avenida liga