Ganaderos y tratantes, cada vez más divididos en la Lonja de Salamanca

Ver album

Las ventas en el mercado y el campo dividen cada vez más a ambos sectores ya que los compradores solo tienen en cuenta las operaciones que tienen lugar en el recinto cada lunes y no las que realizan los ganaderos en sus explotaciones.

Tan cerca... y a la vez tan lejos. En esta situación se encuentran tratantes y ganaderos de la mesa de vacuno de vida de la Lonja de Salamanca debido a su visión opuesta de la realidad, y que se pone encima de la mesa (nunca mejor dicho) cada semana.

 

Los ganaderos ven la situación del sector del mismo modo que la semana anterior porque las operaciones que se hacen en el campo apenas varían y tanto la demanda como el precio se mantienen estables. Por contra, los tratantes rara vez reconocen una subida de machos y hembras y tan solo tienen en cuenta las poco transparentes operaciones de compra-venta que se realizan en el mercado cada lunes, obviando lo que ocurre en el campo.

 

Y este 3 de abril volvió a ocurrir lo mismo, pidiendo los productores una repetición el precio y una bajada de entre 0,03 y 0,06 euros para machos y hembras, para una decisión final de repetición. 

 

En cuanto al mercado de ganado, éste contó con 2.333 cabezas, la segunda mejor asistencia del año, con 2.178 becerros y solo 134 vacas, la mitad que en la media del resto de semanas.

 

Por último, la mesa de vacuno de carne también optó por la estabilidad, con una repetición de precios.

 

EL IBÉRICO, AL ALZA

 

Por su parte, la mesa de porcino ibérico optó por una cotización alcista del precio del cebo y del cebo de campo, con una subida de +0,01 euros, pese a la oposición de los industriales, que abogaron por la repetición. Los lechones aumentaron s valor 0,05 euros, por un euros de los tostones.

 

En el blanco, cotización alcista, con subida de 0,04 euros para el selecto y el normal, de 0,02 euros para el graso, de dos euros para los lechones y de uno para los tostones.

Noticias relacionadas