Ganaderos estallan en Salamanca: “Parece que abrimos la puerta en el campo y dejamos que se vayan los animales”

Emilio Bullón (i) y Raúl del Brío (d) mantuvieron un enfrentamiento dialéctico (Foto: Chema Díez)
Ver album

Polémica en la mesa de vacuno de vida de la Lonja de Salamanca. Los ganaderos denuncian el interés de "tirar por tierra" el precio de los animales.

El precio de los terneros ha levantado ampollas en la mesa de vacuno de vida de la Lonja de Salamanca, que se ha visto envuelta en una polémica a la hora de debatir los precios. Especialmente destacable ha sido el enfrentamiento dialéctico de los profesionales del sector ganaderos como Raúl del Brío y Ricardo Escribano con el tratante Emilio Bullón, quien les acusó de "mentir", en una crónica de una polémica ya casi anunciada.

 

Los tratantes indicaron que hay mucha presión en la oferta, “muy superior a la demanda. La semana en el campo ha sido de mucha oferta y da un poco de miedo porque no sabemos cómo están las cosas. En el mercado, mucho ganado y con animales por vender; si queremos vender otra realidad…”, explicaron en su generalidad.

 

Emilio Bullón explicó en su turno que en el mercado muy poca venta y dinero “y en  el campo la gente da los animales a cualquier precio porque los animales van para abajo”.

 

Por su parte, los ganaderos explicaron que no hay competencia “y así pagan lo que quieren. Los ganaderos no damos los animales a cualquier precio porque tenemos nuestra dignidad, está claro, aunque valgan menos que hace un mes, de eso no hay duda. En el mercado hoy apenas hubo compradores y sin ellos, no se puede vender, está claro”.

 

Raúl del Brío dijo que no se puede estar siempre diciendo “lo mismo y el precio del ternero ha tocado fondo y no voy a entrar en lo que dicen los compradores y que se tome nuestra opinión en consideración y frenemos esta psicosis de bajada. Parece que los ganaderos abrimos la puerta en el campo y dejamos que se vayan los animales. No sé a quién interesa esto. Yo represento a los ganaderos de Salamanca y ninguno trae animales al mercado, y por eso pido una repetición de los precios. No me interesa el mercado”.

 

 

Ricardo Escribano explicó en su turno que la calidad de animales en el mercado “ha bajado mucho y parece que contar una mentira de manera sistemática es bueno y al final se la creen. Igual algún ganadero se lo cree y ‘regala’ los animales. El mercado es cierto que ha estado mal, pero no ha habido apenas compradores y si hablamos de precio al productor, el mercado hay que obviarlo, porque ningún ganadero viene a vender animales. Los tratantes reconocen que iban a comprar terneras más baratíos en el mercado que en el campo. Y sí es cierto que se venden más baratos que hace un mes, y algunos a precio de Lonja”.

 

“Hay intereses externos porque el ternero valga menos de lo que en realidad vale”, denunció Miguel Ángel Sánchez.

 

Raúl del Brío tuvo un ‘cara a cara’ con Emilio Bullón, quien le acusó de mentir sobre el precio de los terneros. “Un día te dije que te traía las facturas y no quisiste. Vámonos todos y que se quede él solo, que parece que solo sabe él”, explicó Raúl del Brío, arropado por sus compañeros, con Escribano también muy indignado por esta situación.

 

A la hora de cotizar, los tratantes  pidieron una bajada de entre 0,03 y 0,06 euros para machos y hembras, mientras que los ganaderos solicitaron una repetición, con mucha indignación, para ambos sectores. La decisión final del presidente fue la de bajar 0,03 euros el precio de machos y hembras.

 

VACUNO DE CARNE

 

Por su parte, la mesa de carne optó una bajada general de los precios de los machos y de las hembras, en una mesa en la que la situación del sector preocupa, y mucho, por su mala situación en las ventas.

 

Clemente Moronta indicó que el sector se ha estabilizado, aunque “no está bien. Quizá está costando mucho sacar el macho y sigue pesado el mercado”.

 

Otros profesionales ganaderos coincidieron en esta opinión asegurando que el mercado se ha atascado, “pese a que esta semana parece que ha habido un poco más de movimiento. Los machos tienen muchos problemas”.

 

Los compradores, por su parte, indicaron que todos “queremos que esté bien, pero no es así. No se mata más porque tenemos a la  mitad de los clientes de vacaciones… la venta sigue muy parada”.

 

Asimismo, aseguraron que el añojo está muy “parado porque Portugal quiere la categoría ‘U’ con un peso limitado y el barco va muy despacio. Hay muchos cebaderos colapsados; solo se vende la ternera comercial y la grande no tiene salida. Hoya la mayoría de las partidas que entra en el matadero lo hace sin precio”.

 

A la hora de cotizar, ambos sectores tuvieron dudas entre repetir o bajar, porque la opción de bajar los precios tampoco garantiza más venta. Así, Clemente Moronta dio la opción de bajar 0,03 euros, pero sin hacerlo público y fijar una repetición, o lo que es lo mismo, una bajada encubierta, opción que no siguió adelante.

 

Los ganaderos pidieron bajada general para los machos y repetir las hembras, mientras que los compradores demandaron una bajada para ambos sectores, para una decisión final de bajar los machos 0,01 euros las hembras, 0,03 euros los machos, igual que los toros y las vacas.