Ganaderos de ibérico de toda España demandan un cambio de la Norma en peso y edad del animal

Cientos de productores de ibérico de toda España mantuvieron el pasado 20 de julio un en Zafra con el fin de analizar la situación del sector y unir fuerzas para el cambio de la Norma.

Indignación, frustración y ganas de 'batalla'... los ganaderos de ibérico de España han dicho "basta" y van a unir sus fuerzas para intentar un cambio en la Norma del Ibérico, sencillamente porque no funciona y no hace otra cosa que perjudicar a los intereses de los productores.

 

Ante esta situación, cientos de ganaderos de Extremadura, Andalucía y Castilla y León (la presencia de profesionales de Salamanca fue testimonial) se reunieron en Zafra con el fin de debatir esta situación e intentar llegar a una postura común que termine con el perjuicio al ganadero.

 

Y es que, al parecer, según ha informado a este medio un ganadero de la mesa de ibérico de Salamanca que sí estuvo en el encuentro, la administración se ha puesto manos a la obra para llevar a cabo inspecciones 'sorpresa', al tiempo que va a exigir a las certificadoras, que los datos que se completen en el libro sean correctos en peseo y edad.

 

O lo que es lo mismo, que aparezcan el peso exacto y la edad del animal sin "vaguedades" y en lugar de poner "sin especificar", aparezca el dato correcto y no como hasta ahora, con un incumplimiento reiterado de esta Norma de Calidad.

 

Así las cosas, y según el citado ganadero, tras la reunión llevada a cabo en Zafra, el objetivo es nombrar a varios portavoces de las distintas zonas del país afectadas por la Norma, y bajar dos meses (de 10 a 8) la edad reglamentaria del animal, para que desciendan los pesos.

 

"El problema es que como tenemos que cumplir la Ley de Sanidad animal, como es lógico, los animales con diez meses se van a 1780 o 185 kilos, fuera de la Norma, y el industrial ya no los quiere. En cambio, si se rebaja la edad dos meses, el peso sí sería ya el adecuado".

 

La Ley de Sanidad Animal establece que los cochinos tiene que estar alimentados en todo momento mediante una regulación concreta, siempre haciendo referencia al cebo y al cebo de campo, no a la bellota, que es el objetivo del cambio de esta Norma.

 

Por último, los ganaderos, que se sumarán en masa a esta propuesta, lo harán por zonas, y en Castilla y León ya se han iniciado conversaciones para la búsqueda de portavoces y realizar un escrito conjunto para cambiar la Norma del Ibérico, y para que se solucione el problemas de las certificadoras, "el único apoyo del ganadero, porque se las están cargando".

Noticias relacionadas