Futbolistas salmantinos... por España

Carlos de la Nava, Álvaro Tejedor, Manu Moreira y Sergio Sánchez 'Garban' tienen fuera de Salamanca la oportunidad que aquí les negaron en el mundo del fútbol. Han dado un paso atrás para jugar en Tercera, pero solo para coger impulso y, de momento, no les va nada mal.

Dar un paso atrás no significa, necesariamente, retroceder en la vida. En muchas ocasiones no es más que un camino que lleva a coger el impulso necesario para volver al lugar que uno merece. No en vano, a veces las circunstancias vitales obligan a cambiar de aires, a abandonar el nido y a buscarse 'las lentejas' fuera de una Salamanca, que carece de multitud de oportunidades, también en el mundo del deporte, y más en el fútbol.

 

Carlos de la Nava, Álvaro Tejedor, Manu Moreira y Sergio Sánchez ‘Garban’ son el claro ejemplo de que hay vida más allá de Salamanca y de una categoría como Segunda B, en la que tienen mucha experiencia, ya que en ocasiones el fútbol da oportunidades que quizá nunca se han planteado. Langreo, Astorga, Sariñena y Talavera son los destinos de estos cuatro futbolistas salmantinos que disfrutan de este deporte lejos de los suyos. Tienen en común su pasado salmantino y en el CD Guijuelo, ya que todos han vestido la elástica jamonera, tres de ellos al mismo tiempo. Hay muchos más, sí, pero estos tiene mucho en común, más de lo que imaginan.

 

CARLOS DE LA NAVA: UP LANGREO (Salamanca 21-04-1993)

 

 

Formado en las categorías inferiores de la UD Salamanca, llegó a debutar con el equipo de sus sueños, la UD Salamanca y suma casi un centenar de partidos en Segunda B entre el equipo unionista, el Valencia Mestalla, el Zamora y el CD Guijuelo. Jugando en Tercera ha vestido la camiseta del Salmantino y, ahora, del Langreo.

 

El equipo asturiano apostó por él después de que Chema Aragón y Mateo García le invitasen a salir del CD Guijuelo, así sin más, y tuvo que buscarse la vida en el Langreo, que actualmente es líder del Grupo II de Tercera División, donde militan equipos de la entidad del Sporting B o el Real Avilés.

 

"Me he adaptado muy bien al equipo y al entorno. Vivo en un piso en el centro de Oviedo y tengo aquí amigos estudiando y con los compañeros del equipo también quedo a menudo, por lo que la vida es mucho más fácil. Además, al estar cerca de casa, voy a Salamanca cada dos semanas. No puedo pedir más", reconoce De la Nava.

 

Este salmantino de 23 años está haciendo bien las cosas en el Langreo y en el último partido anotó dos de los tres goles de su equipo y participa en el juego de ataque, siendo una pieza fundamental. "El objetivo es ascender porque tenemos un buen equipo y vamos a luchar por ello hasta el final, pese a luchar contra equipos como el Sporting B o el Avilés. Hemos hecho un buen grupo y tenemos potencial", asevera el canterano de la extinta UD Salamanca.

 

Pese a la lejanía, sigue de cerca la evolución del fútbol en Salamanca, y ve con nostalgia la situación en Guijuelo, donde quizá debió permanecer porque tenía contrato en vigor. "Me da mucha pena la situación que atraviesa el equipo, pero hay jugadores para sacarlo adelante y no tengo duda de que van a salvar la categoría. Lo merecen y tiene que ser así", explica. También se congratula del momento de Unionistas y Salmantino. "Unionistas jugará play off seguro y el Salmantino ascenderá, lo tengo claro".

 

MANU MOREIRA: CD SARIÑENA (Salamanca, 26-06-1989)

 

Formado también en las categorías inferiores de la UD Salamanca, la vida le ha llevado a jugar dos temporadas seguidas en Tercera División (Zamora y Sariñena), pero con contratos de una categoría superior porque su caché así lo manda. Casi 80 partidos en Segunda B y un Play Off de ascenso a Segunda con De la Barrera en el banquillo marcan su hoja de ruta, para un jugador que abandonó el Guijuelo para ir a un grande, la SD Compostela, donde no tuvo toda la suerte que hubiese deseado, pese a que el equipo se quedó cerca del play off. Después, fue a Zamora y, ahora en Sariñena, tiene otra oportunidad.

 

"La verdad es que de momento las cosas no van bien en el plano deportivo porque estamos luchando por no bajar y tenemos que salvar la categoría. Las expectativas al principio eran otras, pero la realidad ha sido diferente", señala Manu Moreira. No en vano, el equipo milita en el puesto 15 del Grupo 17 son solo 25 puntos.

 

"En el plano personal, estoy muy contento en el club con los compañeros, porque tenemos un buen grupo, aunque no salgan las cosas. Además, vivo en Zaragoza porque entrenamos aquí y a Sariñena (Huesca) vamos solo a jugar cada 15 días, algo que aquí es muy habitual; y en la ciudad, se vive muy bien", explica.

 

Como el resto, vive con nostalgia lo que le ocurre a su ex equipo, el CD Guijuelo y espera que al resto de equipo les vaya bien, soñando con volver a casa algún día. "Tengo allí ex compañeros y sé que el Guijuelo se va a salvar y las cosas van a mejorar, me da pena. Además, Unionistas seguro que juega play off y el Salmantino subirá. Mis experiencias fuera de casa en el plano personal han sido buenas porque no me cuesta adaptarme, pero claro que me gustaría volver", sentencia.

 

ÁLVARO TEJEDOR: ATLÉTICO ASTORGA (Salamanca, 22-02-1988)

 

 

Motivos personales, mucho más que profesionales, han provocado que el defensa salmantino Álvaro Tejedor haya recalado en las filas del Astorga, donde también vive una experiencia positiva, siendo el jugador referencia. Ha estrenado paternidad hace solo unos meses y eso cambia una vida, que en lo futbolístico, ojalá se acerque a Salamanca. Habla otro que sabe muy bien qué significa la UD Salamanca.

 

Su caso es más particular porque suma más de 250 partidos en Segunda B, ha jugado Copa del Rey y Play Off de ascenso a Segunda, por lo que sabe de qué va esto y ahora busca el ansiado ascenso con un Astorga que milita segundo del Grupo 8 de Tercera, con 54 puntos.

 

"Estoy muy contento en Astorga, donde llegué más por motivos personales que deportivos, pero no me arrepiento. Después de dejar la CyD Leonesa, y con mi novia trabajando aquí, decidí aceptar la oferta", destaca.

 

En el plano deportivo, está claro que el objetivo del equipo es ascender "y trabajamos para ello. Hay un grupo bueno con chavales jóvenes y con muchas ganas, por lo que creo que si seguimos así tendremos nuestras opciones". Por el momento, su futuro es una incógnita aunque si puede, regresará a Salamanca o al menos lo intentará.

 

Además, ve con resignación pero con confianza la situación de sus ex compañeros del Guijuelo. "La verdad es que las cosas no están saliendo, pero sé por los jugadores que hay que van a salir pronto de ahí abajo".

 

SERGIO SÁNCHEZ 'GARBAN': TALAVERA DE LA REINA (Salamanca, 28-07-1988)

 

El último de este 'póker' de futbolistas salmantinos repartidos por España es Sergio Sánchez, más conocido como Garban, quien ha repartido sus partidos en Segunda B en el CD Guijuelo en su gran mayoría, salvo una temporada en Logroño, y suma más de 100 partidos en la categoría. Fue otro de los damnificados del 'efecto Chema Aragón' en Guijuelo, uno más...

 

Tras realizar un buen año en Tercera con el Villaralbo, su destino le ha llevado a Talavera de la Reina, con un buen caché, y con la obligación de jugar el Play Off y subir. De momento, las cosas no pintan mal porque el equipo lidera el Grupo 18 con 53 puntos y él, es uno de los destacados.

 

Ahora, juega en banda, en ocasiones de media punta, siendo generoso en el esfuerzo y con sus compañeros. No en vano, ha jugado como titular 22 de los 23 choques que ha disputado; y en el plano personal, mejor imposible.

 

"Tengo un piso aquí cerca del campo de entrenamiento y estoy muy contento porque Talavera es una ciudad grande y hago mucha vida con los compañeros del equipo. La verdad es que voy poco a Salamanca, pero me encuentro muy bien porque mis padres y mi novia no me abandonan", bromea.

 

Además, en el terreno de juego, las cosas no pueden ir mejor. "Nuestro objetivo es quedar primeros y a ver qué pasa, porque tenemos que subir y creo que podemos hacerlo. Ahora juego más pegado a la banda y asisto más a los compañeros; he metido solo dos goles, pero mi función aquí es otra y estoy satisfecho con mi trabajo. Creo que más no se puede pedir", reconoce.

 

De momento, no está entre sus prioridades volver a casa "porque quiero terminar de la mejor manera posible este año, y luego veremos", pero reconoce que le da mucha pena el momento que vive el CD Guijuelo. "Jugué allí varias temporadas y hablo bastante con ‘Jona’ para darle ánimos y seguro que al final superan esta mala situación. Me da mucha pena por el club y por ex compañeros, aunque seguro que salen del bache".

 

Son solo cuatro caras, cuatro personas que han tenido que buscar una oportunidad lejos de Salamanca, la que aquí les han negado, quizá porque no hay demasiadas. Futbolistas salmantinos por España...