Fuerza en la medular y dos hombres arriba, el plan de Cano ante el Betis

ONCE. No lo mostró claramente pero insistió con la idea de Marcos y Juanjo juntos. LAS DUDAS. Entre Perico, Kike y Sarmiento se caería uno y la posibilidad de que Goiko entre, aunque situó a Arbilla como central
T. S. H.

Viene el líder, sí, pero la Unión Deportiva Salamnca no se arruga. Al menos eso es lo que se vislumbra observando los entrenamientos del equipo e intentando advinar los planes de Óscar Cano. En el entrenamiento de ayer en el estadio Helmántico –donde por cierto ya se empezaban a observar los efectos de las primeras heladas–, no se pudo observar un once claro porque en los diferentes ejercicios el técnico tendió a mezclar a sus futbolistas pero sí atando cabos se dejaron entrever algunos detalles como que apostará por un equipo con importante presencia física.

Por el momento Mario sigue sin estar al cien por cien por lo que la presencia de Héctor Yuste y Miguel García en la medular parece segura y también gana enteros la posibilidad de situar por delante una línea en la que aparecería Juanjo como segundo delantero con Marcos Márquez como punta arriba. Ayer volvió a situar a ambos jugadores juntos durante el entrenamiento, con la idea seguramente de aprovechar las caídas a banda del cántabro y su juego de espaldas y dejar al sevillano arriba para que fije a los centrales andaluces. La presencia de ambos obligaría a descartar a un jugador de la tripleta Sarmiento-Kike-Perico –estos dos últimos fueron los que jugaron ayer junto a Marcos y Juanjo–. En la zaga es segura la vuelta de Moratón y habrá que ver qué sucede con Goiko. Arbilla entrenó como central, pero perfilado hacia su banda natural, quizás para que vaya pensando en su reubicación de nuevo a banda.