Franco sigue en retirada en Salamanca: adiós al escudo de la facultad de Ciencias Agrarias

Eliminado el escudo franquista que había en la fachada de este edificio; el siguiente puede ser el del edificio del Banco de España si antes no se retira la efigie del mural del salón de plenos o alguno de los ya escasos símbolos pendientes.

La eliminación de símbolos franquistas de los espacios públicos de Salamanca sigue su camino. Tras el hito de la retirada del medallón de Franco en la Plaza Mayor y sentenciada ya la supresión de la efigie del dictador que hay en un mural del salón de plenos, en los últimos días se ha procedido a la eliminación de otro símbolo presente en un edificio de la Universidad de Salamanca. Se trata de un escudo en la faculta de Ciencias Agrarias, que ha sido retirada de la fachada, que ya luce sin este elemento como se ve en la imagen de esta información.

 

Este era uno de los vestigios todavía presentes en edificios públicos de Salamanca, y que poco a poco están desapareciendo en un adiós casi completo a la presencia de Franco en la ciudad. Lo próximo debe ser eliminar simbología franquista del edificio de la Audiencia Provincial, del antiguo edificio del Banco de España y otros vestigios repartidos por edificios sede de la Usal, algo a lo que ya se han puesto los dos salmantinos que han conseguido el resto de retiradas, Domingo Benito y Gorka Esparza. El del edificio de la plaza de Los Bandos se podrá acometer cuando la Junta haga la reforma del edificio para convertirlo en la nueva sede del centro del españo de la Usal.

 

 

EL MURAL DEL SALÓN DE PLENOS

 

Es probable que antes se proceda a eliminar la efigie franquista del mural del salón de plenos del Ayuntamiento de Salamanca, el último lugar donde debería haber una representación del dictador según Domingo Benito, uno de los impulsores de su eliminación. Una sentencia judicial ha determinado que debe eliminarse esta referencia y ahora habrá que ver cómo se procede; eso si el Ayuntamiento de Salamanca no recurre la decisión judicial, algo que a día de hoy no ha hecho.

 

La sentencia manda textualmente "eliminar las imágenes o atributos franquistas, respetando el resto del lienzo, del mural del salón de plenos del Ayuntamiento" para lo cual el consistorio tendrá que tomar las medidas necesarias. Benito y Esparza aseguran que están conformes con la sentencia y que no se opondrán a una buena solución cuando la acuerde el pleno de la corporación. Especialmente, han negado como ha filtrado interesadamente el equipo de Gobierno que pretendan mutilar el mural. 

 

Esparza considera que lo mejor es trasladar el mural en su conjunto, o al menos la parte en la que está la efigie dictatorial (el mural se compone de tres lienzos separados y en los otros dos no hay ninguna alusión prohibida) al museo de la ciudad, como se ha hecho con el medallón de Franco retirado de la Plaza Mayor. "El salón de plenos no puede tener ni de refilón un mural con una imagen de Franco", ha insistido. Benito ha añadido que en ningún caso han pedido modificar la obra ni mutilarla, sino la retirada de la simbología.

 

 

SALESAS Y TEJARES

 

En la misma sentencia se ha dado la razón a los demandantes sobre el monumento de la unificación, una columna de piedra actualmente en el parque de SalesasEn su día se retiraron los elementos alusivos al franquismo en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, pero eso ya se hizo cuando la denuncia estaba sobre la mesa y con la amenaza de la sentencia judicial. Sin embargo, ahora la justicia pide no sólo su desvirtuación, sino su retirada. Además, obliga a una retirada explícita del título de alcalde de honor concedido en los años '50 del pasado siglo, que según el consistorio decayó, pero el juzgado apunta que se otorgó "a perpetuidad" y que hay que retirarlo.

 

La sentencia, por contra, no da la razón a los denunciantes con la cruz de los caídos de la plaza Maestro Antonio Gómez de Tejares. Allí se encuentra esta cruz de piedra a la que el Ayuntamiento retiró una placa de contenido franquista; en su lugar, se puso una "A todas las mujeres y a todos los hombres que a lo largo de la historia dieron su vida por España". Esta cruz, casi oculta por los árboles que la rodean, será uno de los pocos vestigios que queden.

Noticias relacionadas