Franco dejará de ser alcalde de honor de Salamanca más de 50 años después

(Foto: De la Peña)

Una sentencia judicial obligará al Ayuntamiento Fernández Mañueco a retirarle este honor concedido en 1964, y que el PP se ha negado a eliminar de manera explícita. El juzgado pide la revocación del título del que los 'populares' mantienen todavía que ha decaído.

Décadas después de su muerte, todavía quedan vestigios del franquismo repartidos por el país, y también en Salamanca. Por fortuna, la actuación de dos particulares está logrando lo que ninguna moción ha conseguido en 40 años de constitución. Primero lograron que se retirara el medallón que Franco tenía hasta hace unos meses en la Plaza Mayor de Salamanca. Y ahora van a conseguir la eliminación casi total de representaciones públicas del dictador y su régimen en Salamanca.

 

Así va a ser gracias a una sentencia judicial conocida este lunes y que da la razón a Domingo Benito y Gorka Esparza, dos políticos salmantinos, abogado el segundo, que iniciaron hace años un camino para exigir el cumplimiento de la ley y la retirada de los símbolos franquistas del espacio público. Lo empezaron como cargos de IU, formación que después les dejó solos al retirarse de los procesos, que ambos decidieron mantener de forma personal. Su última y definitiva victoria es un fallo que estima casi totalmente sus últimas demandas y que servirá para que se elimine la efigie franquista que todavía queda en el mural del salón de plenos del Ayuntamiento de Salamanca, además de otros vestigios repartidos por la capital.

 

Pero es que, además, el fallo permitirá retirar de una vez por todas los honores y distinciones otorgados en los años '40 y '60 del pasado siglo por la ciudad al dictador. Algo a lo que los sucesivos gobiernos del PP se han ido negando y que podrían intentar evitar si es que recurren el fallo judicial, algo que es posible a pesar de las aseveraciones habituales del alcalde y su equipo sobre el respeto a la ley y las sentencias judiciales.

 

En 1964, Franco fue declarado alcalde de Honor de Salamanca, distinción que se unía a la que obtuvo en 1948 como titular de la Medalla de Oro. Esta última le fue retirada como parte del pacto entre PP y C's, aunque el equipo de Gobierno siempre ha mantenido que ya no la tenía y se ha negado a hacer una declaración expresa de su retirada. Y algo parecido ha pasado con la alcaldía de honor. En 2007 ya se debatió la cuestión a propuesta del PSOE en el pleno del Ayuntamiento. Entonces, el concejal Fernando Rodríguez aseguró que "quien ostenta ahora mismo, con carácter vitalicio y exclusivo el título de alcalde honorífico de la ciudad es Don Juan Carlos I, y no otro".

 

A pesar de la aprobación de la ley de memoria histórica, en 2015 todavía hubo debate al respecto durante la anulación de la medalla. El portavoz del PP, el mismo que en 2007, aseguró no tener "simpatía por ningún dictador", aunque puntualizó que los "honores y distinciones se extinguen con la muerte" por lo que a día de hoy solo "lo tiene Juan Carlos I de manera vitalicia. Ante el cumplimiento de la ley, huelga lo demás", aseguró Fernando Rodríguez como portavoz popular. Es decir, que mantiene su versión de que el honor no está vigente, argumento que ha usado otras veces para rechazar las mociones. 

 

Ahora le va a tocar retirar este honor de manera explícita si es que quiere cumplir la ley, siempre y cuando no decida recurrir, algo que es posible, pero habrá que ver con qué argumentos. Y es que al juzgado no le vale que el título haya decaído y pide la revocación de este honor.

Noticias relacionadas