Francisco Vázquez habla sobre el posible sustituto para Mañueco en el ayuntamiento de Salamanca

Ha incidido en que "a nadie le cabe duda" que el aspirante a presidir la Junta será el actual presidente del partido, Alfonso Fernández Mañueco, y que su designación solo es una cuestión "formal".

El secretario general del Partido Popular (PP) de Castilla y León, Francisco Vázquez, ha asegurado que si para las elecciones municipales y autonómicas de 2019 el votante tiene en cuenta la gestión en la Junta, la formación es "imbatible".

 

Aunque ha reconocido que la política nacional influye y también lo pueden hacer los casos de corrupción, Vázquez ha hecho hincapié en que se pondrá el acento en que la ciudadanía juzgue lo que ha ocurrido en Castilla y León y no en otras comunidades autónomas, como ha apuntado en una entrevista a Europa Press al cumplir el primer año como número dos del PP regional.

 

En cuanto a candidaturas, Francisco Vázquez ha incidido en que "a nadie le cabe duda" que el aspirante a presidir la Junta será el actual presidente del partido, Alfonso Fernández Mañueco, y que su designación solo es una cuestión "formal". Igualmente, ha observado que será el único cabeza de cartel nuevo entre las principales formaciones y ha recalcado su experiencia de gestión, tanto en el Gobierno regional, como en la Diputación y el Ayuntamiento de Salamanca.

 

CANDIDATOS EN CAPITALES DE PROVINCIA

 

Precisamente, la candidatura al Consistorio charro será una de las novedades que tenga que presentar el PP, aunque Vázquez ha remitido al "momento oportuno" para desvelar el nombre. Un paso que se dará antes en las principales ciudades de la región, como León, Burgos o Valladolid, lugar donde gobierna el PSOE a pesar de haber registrado "su peor resultado de la historia" y la victoria popular con "margen suficiente".

 

En Zamora, la decisión sobre si Clara San Damián repite como candidata corresponderá al comité electoral nacional, según Vázquez, que ha afirmado que los zamoranos "estarán vacunados" tras un mandato corporativo con la Alcaldía en manos de Izquierda Unida, por lo que ha mostrado su confianza en que la confianza retorne al PP.

 

Un caso parecido es el de Segovia, donde se espera la decisión que toma la portavoz municipal, Raquel Fernández, que se unirá a la propuesta del comité electoral provincial y a la decisión del órgano nacional. Vázquez ha deseado un regidor del PP tras dos décadas. El último fue Ramón Escobar, que ocupó el cargo hasta 1999 y "bien que se nota", según el secretario general, que ha explicado que Segovia ha quedado "muy retrasada" respecto a capitales como Zamora, Palencia o Ávila, que ha pasado "con bastante" en número de habitantes, por la "nefasta" política urbanística del Consistorio, que "tardó" ocho años en aprobar un plan general y "lleva diez" para sacar adelante un plan especial de áreas históricas en una ciudad Patrimonio de la Humanidad.