Fomento ya tiene proyecto para sustituir la rotonda de Buenos Aires y solo falta el último trámite ambiental
Cyl dots mini

Fomento ya tiene proyecto para sustituir la rotonda de Buenos Aires y solo falta el último trámite ambiental

La glorieta de Buenos Aires que hace la conexión entre la A-62 y la A-66.

El proyecto con la solución para evitar la peligrosa conexión de la A-62 y la A-66 ya existe y espera el veredicto de impacto ambiental que ya se está elaborando.

El Ministerio de Fomento está a la espera del último trámite ambiental para dar luz verde al proyecto que deberá sustituir la peligrosa rotonda de Buenos Aires donde conectan la A-62 y la A-66 por una nueva infraestructura para la que ya hay proyecto. La solución está ya sobre la mesa de las autoridades competentes para emitir el informe de impacto ambiental y, como ha podido saber TRIBUNA, la decisión está en sus últimos compases. Después vendrá la aprobación final, para lo que hay plazo hasta junio ya que la empresa a la que se encargó el proyecto tenía dos años de plazo desde que firmó en junio de 2017.

 

"El PP de Salamanca ha estado engañando a los salmantinos con el enlace de Buenos Aires", comentaba hace unas semanas el diputado socialista David Serrada, que lamenta que este sea uno de esos proyectos que el Gobierno y los parlamentarios salmantinos del PP olvidaron durante años, y con los que les han entrado las prisas desde que salieron del Ejecutivo. El Gobierno cree que habrá proyecto y se podrá licitar la obra este año. Depende solo de la evaluación de impacto ambiental que se está elaborando.

 

Según una respuesta parlamentaria, el pasado mes de agosto la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fomento remitió a la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural del Ministerio para la Transición Ecológica el Documento Ambiental del proyecto de trazado/construcción “Continuidad de la autovía de la Ruta de la Plata (A-66) en su tramo de conexión con la autovía de Castilla (A-62) en la zona oeste de Salamanca”.

 

El proyecto remitido contempla la solución para evitar que todo el tráfico de la A-62 y la A-66 confluya en una pequeña rotonda a la salida del barrio de Buenos Aires, y está a la espera del resultado de la preceptiva evaluación de Impacto Ambiental simplificada. Una vez se obtenga el preceptivo Informe  se proseguirá con la redacción del correspondiente proyecto de trazado y construcción, aunque como ha podido saber TRIBUNA el proyecto ya está completo y a la espera de ese trámite de evaluación y de las posibles recomendaciones.

 

Por ello, Fomento considera que no es posible determinar la fecha de finalización de los trabajos hasta obtener la mencionada resolución del órgano ambiental. La futura actuación tiene por objeto aumentar la capacidad y mejorar la funcionalidad de este enlace en un entorno en el que está también el radar que más multas pone de toda la provincia. El anterior Gobierno del PP dejó toda la tramitación empantanada. El proyecto se  licitó en junio de 2016 por 840.000 euros y tardó un año entero en adjudicarse y firmarse. El contrato se formalizó el 5 de mayo de 2017 con dos años de plazo para entregar el proyecto.