Fomento se hace cargo de la mitad del presupuesto para la rehabilitación de la Torre de los Anaya

La torre de los Anaya, elemento más característico del edificio.

El ministerio otorga más de 650.000 euros a través del programa de 1,5% cultural para el proyecto que convertirá este palacio en centro cultural tras años de indefinición. Estará listo a tiempo para las elecciones de 2019 según los planes de Ayuntamiento y Diputación.

El Ministerio de Fomento aportará 6.792.195,05 euros a proyectos de recuperación y puesta en valor del patrimonio histórico español en Castilla y León con cargo a los fondos que se generan para el 1,5% Cultural como consecuencia de la ejecución de la obra pública. Entre los elegidos, la rehabilitación de la Torre de los Anaya para convertirla en centro cultural, proyecto al que el ministerio aporta 652.700,27 euros, lo que supone el 50% del presupuesto total de la actuación. 

La Comisión Mixta del 1,5% Cultural, integrada por los Ministerios de Fomento y de Educación, Cultura y Deporte, ha aprobado este jueves, provisionalmente, la financiación de nueve nuevas actuaciones como consecuencia de la convocatoria publicada en julio de 2017. 

 

El edificio se destinará al uso cultural bajo la tutela de una comisión que decidirá sobre las exposiciones y programación, además de contar con espacios para la formación y zonas infantiles. El proyecto completo incluye un patio para actuaciones, sala de exposiciones, sala de conferencias... Para la gestión o programación no se ha contado en ningún momento con la Universidad de Salamanca, uno de sus antiguos inquilinos.

 

Esta aportación impulsará de manera decisiva la rehabilitación de este edificio que no ha tenido suerte con los anteriores intentos de darle un uso. Hace más de treinta años que el palacio de los Anaya y su imponente torre de la calle San Pablo busca un destino que no ha encontrado a pesar de los numerosos intentos. Sus dueños, Diputación y Salamanca, no han encontrado el uso idóneo para este lugar, aunque intentos ha habido varios. Ahora, Fernández Mañueco e Iglesias aseguran que el proyecto de convertirlo en centro cultural es el definitivo... una inversión de 1,3 millones de euros mediante y con fecha puesta: antes de las elecciones de mayo de 2019. Pero, ¿a la quinta irá la vencida? 

 

 

HISTORIA DE LOS ANTERIORES PROYECTOS

 

Ayuntamiento y Diputación lo compraron por 21 millones de pesetas en junio de 1985 con el propósito inicial de albergar el Museo de las Ciudades de España, que nunca llegó a salir a la luz. En su lugar, la Diputación usó durante un tiempo parte de las instalaciones para el proyecto Salamanca Emprende de apoyo a iniciativas empresariales.

 

Ya para entonces se había cambiado de idea, y se planteó que fuera la sede del Instituto de Estudios de Iberoamérica y Portugal. Desde 1992 fue sede del instituto que tuvo allí su casa durante catorce años hasta que, en virtud de un convenio entre Ayuntamiento y Usal, tuvo que abandonar sus dependencias, no sin polémica, durante 2006 para que albergara un nuevo museo.

 

Primero se intentó hacer allí el Museo del Traje Charro, pero no cuajó. El motivo último fue la decisión del entonces alcalde, Julián Lanzarote, de fijar allí la sede de un Museo de Arte Oriental que fue un fiasco. La mayor parte de las obras de la colección, propiedad de los coleccionistas privados Pilar Coomonte y Nicolás Gless, resultaron ser de dudosa originalidad. El museo sólo estuvo abierto entre 2007 y 2009, y tras su cierre, desde 2010 el edificio está sin uso.