Fomento abre al tráfico este miércoles 1.850 metros del último tramo pendiente de la A-62 en Fuentes de Oñoro

Tramo de la N-620 en Fuentes de Oñoro.

Fomento pone en servicio este miércoles un tramo de la A-62 en Fuentes de Oñoro. La apertura llega tras una década de esperas y problemas en el proyecto.

El Ministerio de Fomento pondrá en servicio este miércoles, 6 de noviembre, los primeros 1.850 metros del tramo de la autovía A-62 que se sitúa entre Fuentes de Oñoro (Salamanca) y la frontera con Portugal. El resto del tramo hasta el límite con Portugal se pondrá en servicio una vez finalicen las obras del tramo portugués, 'Frontera Hispano-Lusa - Vilar Formoso', al que da continuidad, según ha señalado el Ministerio.

 

El proyecto ha sufrido un largo y proceloso proceso de tramitación y ejecución, con licitaciones fallidas, retraso de obras, quiebra de empresas, cambio de presupuestos, baile de fechas... El resultado, un retraso cercano a la década que se ha incrementado en todos y cada uno de los pasos que se han dado. 

 

Esta actuación forma parte de un itinerario integrado en la Red Transeuropea de Transporte (E-80), que une por carretera Portugal y la Europa central, compuesto en el lado de España por la autovía A-62 (que conecta Fuentes de Oñoro, Salamanca, Valladolid, Palencia y Burgos), la autopista AP-1 (que une Burgos y Miranda de Ebro) y la autovía A-1 (que une Miranda de Ebro, Vitoria y San Sebastián hasta Irún), y en el lado portugués por la autopista IP-5 con la que conectará este tramo.

 

Con esta actuación, de la que se abrirá este miércoles uno de sus tramos, se concluirá el itinerario E-80 en España y la A-62, eje vertebrador del occidente de España, "contribuyendo a la cohesión territorial y al desarrollo económico de toda la zona", ha indicado Fomento. En este proyecto hasta la frontera, la inversión total realizada asciende a 23,85 millones de euros y las obras han sido cofinanciadas por el Mecanismo 'Conectar Europa' de la Unión Europea, tal y como ha explicado la institución gubernamental.

 

El tramo completo tiene una longitud de unos 5.020 metros y cuenta con un total de ocho estructuras: dos pasos de carretera sobre autovía, un paso de carretera bajo autovía, un viaducto sobre el Arroyo Rivera del Campo, un paso para fauna bajo el tronco de la autovía y, en continuidad con éste, un paso de fauna bajo la vía de servicio, y dos pasos de ganado.

 

En total, se han construido dos enlaces, uno el de Fuentes de Oñoro, con tipología diamante con pesas y paso superior que da acceso a la población del mismo nombre mediante la N-620 y a la estación de servicio. El otro enlace es el de La Frontera, con la carretera provincial CV-49 a Aldea del Obispo hacia el Norte, y mediante la cual se accede también al Pueblo Nuevo de Fuentes de Oñoro. En este punto también se dará acceso al futuro polígono industrial previsto en el lado portugués y al polígono previsto en el lado español, cuyos ramales conectarán con la glorieta sur del enlace.

 

Este subtramo, que se pone ahora en servicio, cuenta con un total de cuatro estructuras: dos pasos de carretera sobre autovía, un paso para fauna bajo el tronco de la autovía y, en continuidad con éste, un paso de fauna bajo la vía de servicio, y un paso de ganado. Asimismo, el subtramo incluye la reposición de varios caminos agrícolas y la reposición de un tramo de un kilómetro de la carretera N-620, que actuará como vía de servicio de la autovía.

 

Igualmente, según el Ministerio de Fomento, el proyecto ha cuidado la integración ambiental de la obra mediante la adopción de medidas preventivas y correctivas, entre las que están la revegetación de mediante tierra vegetal, hidrosiembra y plantaciones; y la colocación de valla de cerramiento a lo largo del trazado en aquellas zonas en que potencialmente puede acceder la fauna terrestre a la carretera. El presupuesto de ejecución material en estas medidas de integración medioambiental asciende a 0,5 millones de euros, ha indicado Fomento.

Noticias relacionadas