Fisiomer: ejemplo de los servicios sociales y de apuesta por el medio rural
Cyl dots mini

Fisiomer: ejemplo de los servicios sociales y de apuesta por el medio rural

Isabel Blanco, consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, ha elogiado los centros de Fisioterapia en el mundo rural. Ha destacado que hay cinco instalaciones actuales y una en proyecto. 

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, elogió hoy la labor de los centros de Fisiomer (Fisioterapia en el medio rural) como ejemplo de modernización de los servicios sociales y de la apuesta por el mundo rural de Castilla y León. “La colaboración entre las entidades del tercer sector, las entidades locales y la Junta es el gran secreto de nuestros servicios sociales. Tenemos las notas que tenemos porque son de todos; todos se implican, colaboran y trabajan por y para las personas”, manifestó.

 

Blanco subrayó la voluntad de la Junta de apostar “por ese modelo de atención a la dependencia 5.0, de que las nuevas tecnologías formen parte de la vida de los usuarios, de las personas que más lo necesitan, centrado en ellos, donde se ubica perfectamente programas como el Fisiomer” y recordó que ese servicio de fisioterapia en los pueblos llegó en el último año a 1.900 usuarios de la Comunidad y dio empleo a 12 personas.

 

Así lo subrayó durante la visita que hizo al centro Fisiomer de Sahagún (León), acompañada por la directora general de la entidad que lo gestiona, la Asociación de Personas con Lesión Medular y otras Discapacidades Físicas, Aspaym Castilla y León, Anabel Pérez, y donde recordó que a las cinco instalaciones actuales, Sahagún y Camponaraya en la provincia leonesa, Matapozuelos (Valladolid), Villadiego (Burgos) y Paredes de Nava (Palencia) se sumará próximamente el que se prevé abrir en Villalpando (Zamora).

 

El objetivo es extender la red de Fisiomer a toda la Comunidad, dijo, y “que vaya incorporando nuevas tecnologías y procesos e ir modernizando y apostando por nuestro mundo rural”. En el caso concreto de Sahagún, las personas atendidas en el último año fueron 489, con tres profesionales y uno más de refuerzo para los meses de verano. Isabel Blanco recordó que la actividad de Fisiomer, que atiende a pacientes procedentes de toda la comarca genera también actividad económica en Sahagún por las compras o consumo de distintos servicios que hace la gente que se desplaza para recibir las sesiones de fisioterapia.