Financiación de viviendas: qué hay que saber
Cyl dots mini

Financiación de viviendas: qué hay que saber

Pareja buscando financiación de una vivienda

Depende de cada persona en cuanto a su capacidad económica y de lo que revele el análisis exhaustivo de su situación por parte de quien presta el dinero  así las condiciones para pagarlo.

No siempre está claro para muchos todo lo que representa el mundo de las finanzas y la mejor manera de disponer de dinero para adquirir una vivienda o para otros fines es con una entidad de financiación.

 

Es un terreno de acuerdos con reglas muy específicas y explícitas, pero que debe conocerse lo más posible, sobre todo cuando se trata del futuro personal o de toda una familia en beneficio de la calidad de vida.

 

Depende de cada persona en cuanto a su capacidad económica y de lo que revele el análisis exhaustivo de su situación por parte de quien presta el dinero  así las condiciones para pagarlo.

 

Parecidos pero no iguales

Cuando se habla de financiación suelen confundirse algunos términos que en realidad encierran grandes diferencias. Y toda persona interesada debe conocer que son productos muy distintos. 

 

Los créditos, los préstamos y las mejores hipotecas en nada son iguales en condiciones y términos ya que tienen diferentes características que los hacen específicos para cada necesidad.

 

Créditos

Son aquellas cantidades de dinero con un límite establecido que las entidades financieras depositan en la cuenta de los clientes y éstos pueden disponer de ella en partes y no de una sola vez.

 

Solo se pagarán los correspondientes intereses sobre el dinero que se haya utilizado y apenas se cobrará una mínima comisión por la cantidad que no. Los créditos se conceden por un plazo determinado y pueden ser ampliados o renovados a la hora de su término.

 

Préstamos

Son aquellas operaciones mediante las cuales un prestamista o una entidad financiera hace entrega de una determinada cantidad de dinero en su totalidad, con la estricta condición de que debe pagarlo con sus respectivos intereses en un plazo establecido entre ambas partes.

 

Generalmente la devolución o amortización se lleva a cabo en cuotas mensuales dentro del lapso fijado, y los intereses se calculan sobre la totalidad del importe prestado.

 

Hipotecas

Son aquellos préstamos en los que una entidad jurídica o prestamista procede a la entrega dinero a una persona natural o jurídica por un capital o cantidad determinada, cuya garantía es el valor de un inmueble o vivienda.

 

En términos más claros, la hipoteca es la garantía que ofrece el comprador a la entidad financiera, vale decir, que el mismo inmueble es la garantía del pago del prestatario. Y en caso de no cumplirse el pago fijado en el lapso establecido, el acreedor o entidad financiera puede disponer del inmueble en venta forzosa o subasta para cobrar cuanto se le debe.

 

Las mejores condiciones y al 100%

Un préstamo hipotecario representa una gran responsabilidad para quien lo solicita, y sobre todo cuando no se cuenta con los ahorros suficientes, ya que de no ser una hipoteca 100 Financredi.es debe disponerse de por lo menos 20 % del valor de la vivienda que se va a adquirir, más otro 10 % de los gastos correspondientes a la compra.

 

Por fortuna existe la posibilidad de la financiación del 100% del valor del inmueble o vivienda más los gastos que este compromiso implica.

 

La hipoteca total

Es una manera de decir que al comprar una vivienda existe la espléndida opción de que al solicitar un préstamo hipotecario la entidad financiera proporciona el dinero de lo que cuesta la vivienda o inmueble, más los gastos que tal operación financiera implica.

 

No debe olvidarse que al comprar una vivienda debe incluirse, aparte de su precio, los gastos e impuestos que deben pagarse, cuyo porcentaje variará según la Comunidad Autónoma donde se adquiera.

 

En términos generales, la financiación de la hipoteca se estima en un 110%, y eso es lo que concedería el banco con esta opción.

 

Conseguir la hipoteca total

Existe una gran posibilidad de conseguirla y hay entidades financieras que la ofrecen de acuerdo con ciertas condiciones previas.

 

-Comprando viviendas que los bancos poseen como producto de embargos y que por recuperar su inversión ofrecen una financiación total para facilitar la compra.

-Por supuesto si el solicitante del préstamo hipotecario tiene buenos ingresos constantes o fijos, la entidad financiera accede a la solicitud haciendo uso de un contrato como el de amortización por el total de la hipoteca.

-La entidad financiera admite avalistas solventes en aquellos casos en que el solicitante del préstamo hipotecario no tenga el nivel de solvencia requerido.

-Con la aportación de una segunda garantía hipotecaria la financiación requerida es ampliamente superada.

 

Como puede verse, sí es posible y es una realidad la hipoteca al 100 % y más, en las mejores condiciones.