Finalista Perfumerías Avenida, si vas a la guerra que sea siempre con una 'gladiadora' y una 'gueparda'

Perfumerías Avenida sufrió (45-60) en un partido en el que Araski le puso muchas problemas y bloqueo su ataque hasta que en el último cuarto apareció Hayes y una enorme Laura Gil, dueña y señora del rebote en el momento clave. 

Hayes intenta salir de la maraña defensiva de Araski (Fotos: Isabel Andrés y Teresa Sánchez)
Ver album

Perfumerías Avenida ya está en otra final. Fiel a su cita con el partido definitivo de la Copa de la Reina, el equipo salmantino tuvo que sufrir muchísimo más que en el partido de cuartos de final ante un Araski que fue un ejemplo de lo que es un digno aspirante a una final. Sufrió mucho el equipo salmantino porque su ataque no funcionó durante tres cuartos y eso mermó su confianza hasta que en el último encontró la inspiración de Hayes y la batalla y el corazón de Laura Gil que lideraron a las suyas hasta la gran cita del domingo. 

 

Intensidad. El que pensara que la hora del encuentro o el cansancio después del partido de cuartos podía llevar a los protagonistas de la primera semifinal a guardarse algo poco conoce tanto a Ortega como a Urieta y, por extensión, a sus equipos Araski y Perfumerías Avenida. El encuentro comenzó revolucionado con siete puntos seguidos de Silvia Domínguez con respuesta de cinco de Barbee por parte del equipo vitoriano y ambos muy metidos en el duelo buscando sorprender al rival con acciones rápidas y de auténtica pillería como las protagonizadas por dos que se conocen a la perfección, Domínguez y Asurmendi. 

 

Araski cometía menos pérdidas que Avenida en su intento por meter balones dentro y por eso Ortega optaba por introducir los primeros cambios dando la manija a Cazorla, metiendo a Gil y Loyd. Mejoró la defensa de Avenida que por medio de Cazorla robaba su primer balón y ponía cuatro arriba a Avenida junto con los primeros puntos de Hayes. La respuesta la daba Quevedo desde 6,75 en un duelo que caminaba igualado hacia el final del cuarto, 12-13. 

 

 

Araski con un parcial de 5-0 cogía el mando y es que desde su defensa en zona planteaba problemas a un ataque de Avenida poco acertado en el tiro y con más pérdidas de lo habitual en las filas azules y así acaba el parcial a favor del equipo vitoriano, 14-13. 

 

Avenida que había caminado muy cómodo por el partido de cuartos no acababa de encontrar sensaciones y la muestra eran esas pérdidas o errores en el pase e incluso el rebote en aro contraria, muy bien protegido por Araski. Un robo de Gil, en el que sacó antideportiva, y dos buenas acciones de Samuelson permitieron a Avenida ganar su ventaja más importante hasta entonces, un +8 al que Asurmendi restó tres desde 6,75.

 

Imposible casi para Avenida encontrar una referencia interior, no encontraba fluidez pese a esa pequeña ventaja y se perdía en iniciativas individuales que tampoco tenían acierto mientras que Araski aprovechaba al menos alguno de sus ataques para seguir restando y ponerse a tiro tras otro triple de Carrera. 

 

 

Perfumerías Avenida acabó el primer tiempo con 26 puntos, un bagaje ofensivo muy bajo pero lo fundamental era encontrar sensaciones en defensa, donde no había sabido encontrar dureza suficiente sobre todo en una batalla por dentro que había ganado Seda. Ortega, de hecho, 'tocó' su quinteto dando entrada a Gil en lugar de Vitola y en la primera acción de juego llevó a casi agotar la posesión a Araski. Salía más metido el equipo salmantino y con una canasta de Fagbenle y dos en transición de Hayes cogió un colchón de ocho puntos importante en un partido a cara de perro.

 

Urieta llamaba a la banda a Asurmendi para decirle que había que seguir y con un triple y otro balón recogido bajo aro recortaba en un duelo convertido ya en una auténtica batalla porque por fin se veía también 'guerra' en la zona donde cada balón se peleaba. Carrera anotaba dos triples y mantenía a las suyas siempre por debajo de esa frontera de los diez puntos y ese factor psicológico lo hacía pesar el equipo vitoriano a su favor porque convertía en cada rebote, cara recuperación, cada buena defensa en una arenga para su grada, que ahogaba a la 'marea'. Carrera, convertida en la líder de su equipo, empataba el duelo  y eso para Avenida significaba otro 'colchón' dilapidado así que Ortega pedía tiempo muerto para intentar sofocar el ataque de ansiedad evidente en las suyas.

 

El final de cuarto acabó siendo un reflejo evidente de el discurrir del duelo, un combate auténtico, con golpes, jugadoras por el suelo después de ir a por todo a por el balón y una providencial acción de Laura Gil que sumó un 2+1 para llevar a las suyas aun 37-41.

 

Perfumerías Avenida necesitaba de una jugadora a la que agarrarse y encontró a dos en las figuras de Laura Gil y Tiffany Hayes. La norteamericana arriesgaba en la penetración buscando los puntos que no llegaban en los tiros pero sí faltas para ir al tiro libre y desde allí sumar. Junto a la 'gueparda' de Avenida, 'la gladiadora' Laura Gil que reboteaba absolutamente todo y en una de esas capturas ofensivas abría para Tiffany que desde 6,75 ponía la máxima a siete para el final. 

 

 

Un +12 que a esas alturas era un auténtico lujo y se empezaba a notar en el ánimo de los dos equipos. Hayes metía a Avenida en la final desde 6,75 con otro acierto en su momento más dulce poniendo el 43-58.

 

FICHA DEL PARTIDO
RPK ARASKI (14+11+14+8): María Asurmendi (9), Tania Pérez (0), María Asurmendi (9), Tamara Seda (7), Barbee (8) -cinco inicial-, Cristina Molinuevo (0), Laura Quevedo (8), Natalie Van Den Adel (1), Laura Pardo (0). 
PERFUMERÍAS AVENIDA (13+13+15+19): Silvia Domínguez (11), Maite Cazorla (2), Tiffany Hayes (21), Temi Fagbenle (7), Kristine Vitola (0) -cinco inicial-, Andrea Vilaró (0), Laura Gil (9), Emese Hof (0) Jewell Loyd (6) y Karlie Samuelson (4). 
ÁRBITROS: Ángel Lucas de Lucas, Asunción Langa, Francisco FErnádnez. 
INCIDENCIAS: Primer partido de la semifinal de la Copa de la Reina disputado en el pabellón Multiusos Sánchez Paraíso. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: