Fiesta en Barruecopardo para celebrar la reapertura de las urgencias nocturas

Ver album

Los vecinos de las Arribes disfrutaron de fuegos artificiales, bailes de paleo, jotas y una gran merienda. La quema de pancartas dio por finalizada su particular lucha.

Los vecinos de las Arribes del Duero se congregaron en Barruecopardo para celebrar con una amena fiesta la reapertura de las urgencias nocturnas. Fuegos artificiales, bailes de paleo, jotas y una merienda de la que dieron buena cuenta imprimieron el carácter festivo a una jornada que dejó imágenes especialmente significativas, como la quema de cruces con el nombre de los pueblos afectados por el cierre de las urgencias y las pancartas con las que durante 259 días defendieron sus derechos.

 

Los vecinos sacan una lectura positiva: consideran que su particular lucha no sólo ha conseguido su objetivo sino que, además, ha servido para unir más a los vecinos. Reconocen que “si nos hubiésemos quedado en casa, nadie se acordaría de nosotros”, tal como afirmó una vecina. Advierten de que, si el próximo 16 de septiembre se vuelven a cerrar las urgencias, volverán a movilizarse “con más ganas y mucha menos paciencia”. Por último, quisieron agradecer la labor de los medios de comunicación por dar a conocer el esfuerzo realizado por los vecinos.