Fernando Vázquez 'bautiza' el inacabado Reina Sofía
Cyl dots mini

Fernando Vázquez 'bautiza' el inacabado Reina Sofía

Fernando Vázquez, en la grada del Reina Sofía. Foto: F. Oliva

El mítico entrenador gallego se marca varias de sus míticas carreras por la única grada disponible del Reina Sofía, un estadio atronador incluso vacío: Unionistas tiene su truco.

El Covid y el retraso de las obras han hecho la 'Pascua' a Unionistas y lo que hubiera sido un partido de para una caja de 'padre y muy señor mío' se ha quedado en otro de esos capítulos para la reciente y prolija historia de este club. Todos tenían señalada en el calendario esta fecha desde que se conoció que un grande como el 'Depor' iba a recalar en Salamanca por obra y gracia del nuevo diseño de la Segunda B. La pandemia se ha encargado de aguar lo que hubiera sido una fiesta de ambos, que ya se vieron en Copa, y que ahora comparten liga.

 

La visita de los blanquiazules han sido la del regreso de viejos conocidos como Miku, que se sentaba en la grada de inicio tras saludar a diestro y siniestro, y con cariño especial para los más veteranos de las cámaras.

 

 

Y también la ocasión para poder ver en Salamanca a un señor de los banquillos como Fernando Vázquez. El gallego es un técnico de otra época, apreciado por su maña con los equipos y por ser uno de esos rara avis en el deporte que todavía dicen cosas con sentido. Hoy, por ejemplo, habló así de uno de los estandartes de su equipo, Álex Bergantiños: "¿Qué vamos a decir de Álex? Sirve para todo. Si lo necesitásemos para barrer, sería un gran barrendero". Lo mejor es poder hacerlo sin faltar, algo cada vez menos común.

 

A Vázquez le tocaba hoy 'catar' la grada del inacabado estadio del Reina Sofía. Sancionado por varios partidos, se le ha visto algo desubicado lejos del banquillo, que está en la banda contraria de la única grada operativa del campo. El gallego ha probado en varios sitios, a una y otra punta del graderío, en una silla, de pie... Es un nervio. Y ha deleitado con alguna de sus famosas carreras, esta vez por el cemento en vez de aquellas por el césped de decenas de campos y que 'El Día Después' se ha ocupado de inmortalizar. Un grande.

 

Lástima que no hubiera mucha gente para el espectáculo. En teoría, no debería haber ninguna, pero la presencia masiva de informadores gallegos ha ocupado parte de las localidades, con ordenada distancia de seguridad, muchas cámaras y muchos cables, que un Deportivo de La Coruña no es cualquier cosa. Y luego están los 'voluntarios' de Unionistas.

 

El Reina Sofía debe ser el estadio vacío y a medio terminar más ruidoso de la Liga. Llamó la atención hace unos días en el estreno, y un poco más tamizado ha vuelto a ocurrir hoy. La 'clá' unionista, oficialmente formada por los 'voluntarios' que sacan adelante el dispositivo de un partido, no deja balón dividido sin comentar ni esfuerzo sin jalear, y se escucha tanto si son 30 como sin son 300. Puede que la interminable obra del nuevo campo haya incluido un estudio acústico para amplificar los gritos de su afición: que pase ya este suplicio para poder disfrutar el sonido real de tres gradas nuevas rugiendo.