Fernando Pablos sigue... montado en su caballo