Fernando Mayoral y José Miguel Sánchez Peña: encuentro al aroma de un café...

(Foto: De la Peña)

Dos artistas, muy vinculados a la Semana Santa, se encuentran en un conocido bar de la Plaza Mayor de Salamanca y, acompañados de un café, repasan la que ha sido su vida, su historia...

La Semana Santa es tiempo de procesiones, descanso y encuentros, como éste que nuestro colaborador gráfico, Pablo de la Peña, ha sabido recoger en un establecimiento de la Plaza Mayor salmantina. Ahí tenemos, posando para él, a dos artistas de primer nivel: el salmantino Fernando Mayoral y el gaditano José Miguel Sánchez Peña. Dos artistas, además, muy vinculados a la Semana Santa, pues ambos, aparte de ser de buenos conocedores del fenómeno, han realizado varios pasos de Semana Santa. Y los dos con obra en Salamanca. O casi. 

 

José Miguel Sánchez Peña (escultor, investigador, conservador restaurador del Museo de Cádiz) es el autor de Nuestra Señora de las Lágrimas, la imagen mariana de vestir que desfiló el pasado miércoles con la Hermandad de Jesús Flagelado.

 

Fue realizada en Cádiz en 1977 y, aun siendo propiedad del autor llegó a desfilar circunstancialmente en la Semana Santa gaditana, formando parte del misterio de la Hermandad de las Aguas. Años después fue adquirida por la hermandad salmantina y desde 1992 acompaña en su procesión a Ntro. Padre Jesús Flagelado. Al cumplirse los 25 años de presencia en la Semana Santa de Ntra. Sra. de las Lágrimas, Sánchez Peña participó por primera vez en el desfile procesional, ocupando un puesto en la presidencia tras el paso con su imagen. 

 

Fernando Mayoral Dorado (escultor, pintor y profesor de escultura), buen amigo de Sánchez Peña y también como él jubilado de cualquier carga que no sea la escultura, destaca por su monumental escultura urbana, muy presente en Salamanca, y por la obra religiosa, entre la que destacan sus pasos de la Semana Santa de Zamora y algunos crucificados para iglesias salmantinas y gallegas.

 

De ellos sobresale el de la parroquia del barrio de El Zurguén. Su presencia en la Semana Santa de Salamanca se está gestando durante estos meses, pues él ha recibido el encargo de realizar para la Hermandad Franciscana la imagen titular del Cristo de la Humildad, que va a quedar expuesta a partir de septiembre en la iglesia de San Martín. La maqueta de este crucificado puede verse durante estos días en un escaparate de la calle Toro.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: