Fernando Franco: "En el hospital lo importante se opera a tiempo"

Fernando Franco, Subdirector Médico en el Complejo Asistencial salmantino, explica que la lista de espera quirúrgica es una de las principales preocupaciones para los directivos y destaca que "no son los pacientes graves los que engordan las listas". 

Fernando Franco Calvo, subdirector médico en el Complejo Asistencial (Foto: T. Navarro)

La lista de espera quirúrgica se ha convertido en uno de los debates más candetes de la sociedad. En en Complejo Asistencial salmantino, los pacientes que hacen cola para ser operados está en torno a los 5.000. Un número importante si desconocemos como funciona el Área Quirúrgica. Trata de arrojar un poco de luz a este tema el Subdirector Médico, Fernando Franco, quien destaca que "en el hospital lo grave e importante se opera a tiempo". 

 

 

Cuando el médico cubre la hoja de inclusión en el Registro de pacientes en espera quirúrgica, le asigna un nivel de prioridad, que tiene en cuenta criterios clínicos, sociales y funcionales. Hay tres, y a cada uno le corresponde un tiempo de espera en el que la intervención debería ser realizada: "Prioridad 1: la intervención quirúrgica no admite una demora superior a 30 días. Prioridad 2: el tiempo de espera recomendable no debe superar los 90 días. Prioridad 3: la enfermedad que usted padece y motiva la intervención quirúrgica, permite la demora del tratamiento unos 180 días", ahonda.

 

Se muestra ilusionado ante la apertura del nuevo hospital, donde el área de quirófanos tendrá "muchos y mejores recursos" que tendrán que explotarse "respetando a los pacientes y los derechos de los trabajadores". Hoy y mañana, su principal preocupación se centra en mejorar la situación de un hospital "complicado" para poder ofrecer a los enfermos una Sanidad a la altura. 

 

-La lista de espera es una de las cosas que más interesa a la sociedad, ¿tienen en mente alguna forma de gestionarla para que no sea tan alta?

-"Claro. La lista de espera es el día a día de nuestro trabajo, auque de vez en cuando las presiones externas hagan que esto se ponga más de actualidad. Las listas de espera quirúrgicas se han convertido en el principal problema de salud de la gente a nivel mundial. Realmente lo que los pacientes quieren es operarse, hacerlo bien y pronto, todo esto se canaliza en estas listas. El resolverla y mejorarla está en nuestro día a día, pero la ansiedad que esto genera está desenfocada. No me preocupa tanto el número, me preocupa el paciente y lo que hay detrás".

 

-¿Cómo se gestionan diariamente los quirófanos en el hospital de Salamanca? 

-"Un médico de cabecera remite al paciente al hospital, el servicio quirúrgico le atiende y en atención al paciente de la dan cita. Se ve a la persona en el hospital, se solicitan las pruebas pertinentes y si hay que operar, se incluye en la famosa lista de espera. Es importante que en este proceso la cosa fluya con total seguridad. En el caso de que una persona necesite ser atendida lo antes posible el médico de cabecera prioriza o no, según lo considere necesario".

 

-¿Qué prioridades hay?

-"En esta lista hay prioridades y esas las deciden los cirujanos, quienes tenemos el criterio de que algo deba ir más o menos rápido. Esta prioridad está dividida en tres: Muy preferente, preferente  u ordinario. Prioridad 1 antes de 30 días, Prioridad 2 hasta 90 días y Prioridad 3 por debajo de 180 días. Sacamos fuera los que entran por el circuito de urgencias, esos se operan en el día. Una vez hecho esto, ya se les ordena en la lista de espera. Luego los jefes de servicio programan, se les asigna dentro del quirófano y del personal que tenemos. Los servicios más colapsados son Traumatología y Cirugía General".

 

-Habla de prioridades que se respetan, ¿hay suficientes recursos para poder operar?

-"No. Los recursos no son suficientes nunca. Pero el hecho de que sean limitados nos obliga a no derrochar, a ser razonables y sensatos en el gasto. La solución a los problemas no es siempre más dinero, sino gestionar bien los recursos. En el hospital lo grave y lo importante se opera a tiempo, y con una eficacia y seguridad por encima de la media". 

 

-¿Son los pacientes más graves los que abultan las listas?

-"No. Hay mucho que mejorar, de esos somos conscientes. Estamos satisfechos de los resultados que conseguimos, aunque sabemos que hay que mejorar en la demora". 

 

-¿Cuántos quirófanos funcionan? ¿Cuántas horas?

-"En el Hospital Clínico hay 14 quirófanos, de los cuales dos de ellos son de Urgencias (uno general y otro Obstétrico). En el edificio de Consultas (antiguo Materno-infantil) hay dos quirófanos. En el hospital Virgen de la Vega se distribuyen a lo largo de 4 plantas: dos en la 5ª, tres en la 4ª, uno de los cuales es de Urgencias, dos en la 3ª y dos en la 2ª. Dos en el Hospital de los Montalvos, uno en Béjar y uno en Ciudad Rodrigo. Se abren a diario en horario de mañana y algunos de ellos en horario de tarde".

 

-¿Cómo van a ser los quirófanos en el nuevo hospital? ¿van a funcionar en el mismo horario?

-"Será mucho mayor el área de quirófanos. No parece razonable montar un bloque quirúrgico en el nuevo hospital impresionante para funcionar sólo de 8.00 a 15.00 horas. El problema es que los quirófanos son una cosa y la plantilla es otra. Estamos dispuestos a contratar a cirujanos plásticos, pediátricos, cardiaco, urólogo o anestesista porque no los hay, esto es así. Hay determinadas limitaciones de profesionales que condicionan la actividad. La intención es adaptarnos más a lo que vamos a tener, pero esto choca con los derechos laborales de los trabajadores, hay que combinar ambas cosas, y los recursos". 

 

Fernando Franco Calvo, subdirector médico en el Complejo Asistencial (Foto: T. Navarro)

 

-Hay médicos que trabajan por la mañana en el Clínico y por la tarde en la Santísima Trinidad, ¿esto perjudica al rendimiento de la pública?

-"No tiene por qué. En este caso nos tenemos que encargar de que los trabajadores cumplan con sus responsabilidades. El rendimiento de nuetsros quirófanos está por encima de la media nacional y regional, pero no se puede generalizar porque a veces tendremos errores y eso es lo que tratamos de corregir". 

 

-¿Cómo va a mejorar toda esta situación después de la apertura del nuevo hospital?

-"Seguir con lo que estamos haciendo, ya ensayamos formas de funcionar de cara a la apertura. Vamos a tener más medios y mejores. Crecemos en número y dotación, ahora hay que crecer en personal y organizarse mejor, pero estamos ya en ello, no vamos a esperar".

 

-¿Mensaje de tranquilidad para la sociedad?

-"Siempre. En este hospital hay muchos problemas, graves pocos, pero hay que seguir trabajando. Sinceramente creo que Salamanca tiene un nivel de asistencia sanitaria bueno, aunque mejorable. Además tenemos mucha suerte de tener la gerente que tenemos, Cristina Granados, está al mando de un hospital  muy complejo".